Archivo de la etiqueta: resistencia al dinero

Resistencia al dinero

¿Tienes resistencia al dinero, al éxito, a los bienes materiales?

La forma de llegar a tu inconsciente es mediante tu cuerpo no mediante la mente o los pensamientos.

Puedes repetir ante el espejo miles de afirmaciones positivas cada día. Puedes visualizar tu deseo miles de veces cada día.

Pero nunca llegarás al inconsciente.

Él tiene su propio código que se te revela mediante señales corporales. Estas señales las localizarás en el estómago. Concéntrate en él. Verás como cada vez que intentas visualizar o cambiar tu patrón de pensamientos en por ejemplo, conseguir una casa más grande, o más dinero o un ascenso sientes cierta punzada en la boca del estómago o debajo del ombligo, dura menos de un segundo, por eso debes estar atento, inmediatamente después de esa punzada notarás sentimientos suaves pero muy claros como de vergüenza, o de culpa, o quizá no sientas ninguna emoción, como si el esfuerzo no sirviera para nada y tu cuerpo se hubiera anestesiado ante la esperanza de un futuro mejor.

¿Sabes por qué ocurre eso?

Porque en tu infancia y adolescencia la persona adulta encargada de llevar el dinero a casa o de administrarlo, limitó tu acceso a él de las siguientes maneras (elige la que o las que más se aproximen a lo que tu viviste):

Los juguetes se compraban cuando el adulto decidía no cuando tú querías.

Por mucho que imploraras o lloraras, pocas veces o nunca te salías con la tuya.

La personalidad de ese adulto era autoritaria, exigente, voluble y tú no quisiste identificarte con su personalidad y de manera inconsciente decidiste que no necesitabas ninguno de los bienes materiales que él o ella te proporcionaba, de esa manera, inconscientemente te alejabas de ese adulto que te limitaba y sufrías menos ante sus cambios de humor o exigencias y así encontraste una manera de sentirte libre, pero sin darte cuenta forjaste la idea inconsciente de que no necesitabas bienes materiales o que estos no eran importantes para ser feliz en la vida.

El adulto era tacaño o excesivamente ahorrador.

El adulto no confiaba en la vida ni en las personas, todos los que no fueran familiares eran malos o por lo menos dignos de desconfianza hasta que demostraran lo contrario.

El adulto te negaba el placer, por ejemplo poniéndote dificultades a la hora de salir con tus amigos, acudir a fiestas, celebraciones, cumpleaños, etc.

Una vez que hayas identificado la causa o causas posibles de tu resistencia a los bienes materiales, empieza a practicar. Cada vez que visualices tu deseo, conecta con tu estómago, cuando sientas la punzada y los sentimientos que llegan, repite:

“Eso no es mío, eso no soy yo. Creé ese pensamiento inconsciente para sobrevivir en mi infancia al comportamiento hostil de aquel adulto”

Ya está, es así de fácil. Sólo con hacer eso ya estarás limpiando ese pensamiento limitante. Luego continua todo el tiempo que necesites, semanas o meses. Es como ir al gimnasio, sólo que en vez de entrenar los músculos estarás entrenando las emociones. Continua hasta que dejes de sentir la punzada y los sentimientos negativos que arrastra.

Y entonces ocurrirá el milagro. El instante sublime en el que sentirás tu verdadero yo. La esencia divina de lo que en realidad eres, y todos tus deseos se materializarán a la velocidad de la luz.

Un abrazo,

Ruth Carrillo

 

vía Resistencia al dinero – RECONCILIACIÓN CUÁNTICA.