El Poder Surge de la Fortaleza Interior.

El poder surge de la fortaleza interior. La fortaleza interior no se obtiene del poder bruto. Referente a esto, casi
todo el mundo comprende lo contrario.
El poder sin la fortaleza interior es una ilusión. La fortaleza interior sin unidad es una mentira. Una mentira que
no ha servido a la raza, sino que se ha arraigado firmemente en la consciencia de su raza. Ustedes piensan que
la fortaleza interior surge de la individualidad y de la separación y, sencillamente, esto no es así. La separación
de Dios y entre ustedes es la causa de todo su mal funcionamiento y sufrimiento. No obstante, la separación
continua disfrazada como fortaleza y su política, su economía e incluso sus religiones, han perpetuado la
mentira.
Esta mentira es el génesis de todas las guerras y de todas las luchas de clase que conducen a la guerra; de
toda la animosidad entre las razas y los géneros y de todas las luchas de poder que conducen a la animosidad;
de todos los juicios y las tribulaciones y de todas las luchas internas que llevan a las tribulaciones.
A pesar de esto, se aferran con tenacidad a la mentira, sin importar que ya han visto hacia dónde los conduce,
incluso si los ha conducido hasta su propia destrucción.
Ahora les diré esto: conozcan la verdad, pues la verdad los liberará.
No hay separación. No entre sí, no de Dios y no de nada que existe.
Repetiré esta verdad una y otra vez en estas páginas. Esta observación la haré una y otra vez.
Actúen como si no estuvieran separados de nada y de nadie y mañana sanarán su mundo.
Éste es el mayor secreto de todos los tiempos. Es la respuesta que el hombre ha buscado durante milenios. Es
la solución por la cual ha trabajado, la revelación por la que ha orado.
Actúen como si no estuvieran separados de nada y sanarán el mundo.

Conversaciones con Dios. 3ªParte.

Donald Walsch