Archivo de la categoría: Sabiduría

¿Qué es la importancia personal y cómo nos afecta?

enseñanzas

¿Qué es la importancia personal y cómo nos afecta? Victor Sánchez, en su libro “Las Enseñanzas de Don Carlos” dice lo siguiente: “La importancia personal consume mas del 90% de nuestra energía sin aportar ningún resultado como no sea enfermedad, soledad, debilidad y, en general, mala calidad de vida. Gran parte de nuestra energía la ocupamos en actividades relacionadas con la importancia personal que es mucho más que lo que conocemos como vanidad. La importancia personal es la forma particular en que nuestro ego arma y maneja la realidad para tratar de auto-afirmarse y convencerse de que es real. La forma más abarcadora es la defensa del ego. Considerémoslo seriamente, ¿cuánta energía gastamos en defendernos, en cuidar la imagen, en tratar de influir en la opinión que los demás tienen de nosotros, en tratar de ser aceptados, en defendernos cuando se nos critica, en tratar de demostrar que somos los mejores o en demostrar lo contrario? Vivimos encadenados al reflejo de uno mismo que tratamos de proyectar hacia los demás. Erradicar o disminuir la importancia personal se torna en uno de los objetivos fundamentales de todos los guerreros espirituales.”

Por su parte, Don Miguel Ruíz, en su libro “Los Cuatro Acuerdos” nos recuerda que: “Te lo tomas personalmente porque estás de acuerdo con cualquier cosa que se diga. Y tan pronto como estás de acuerdo, el veneno te recorre y te conocimiento silenciosoencuentras atrapado en el sueño del Infierno. El motivo de que estés  atrapado  es lo que llamamos  «la importancia  personal».  La importancia  personal,  o el tomarse  las cosas personalmente,  es la expresión  máxima del egoísmo,  porque consideramos  que todo gira a nuestro alrededor… Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Todos vivimos en nuestro propio sueño, en nuestra propia mente; los demás están en un mundo completamente distinto de aquel en que vive cada uno de nosotros. Cuando nos tomamos personalmente lo que alguien nos dice, suponemos que sabe lo que hay en nuestro mundo e intentamos imponérselo por encima del suyo. Incluso cuando una situación parece muy personal, por ejemplo cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene  nada  que  ver contigo.  Lo que  esa persona  dice,  lo que  hace  y las opiniones  que  expresa responden  a los  acuerdos  que  ha  establecido  en  su  propia  mente.  Su  punto  de  vista  surge  de  toda  la programación que recibió durante su domesticación.”

Los conceptos sobre la importancia personal están claros pero, ¿qué podemos hacer para manejar este asunto en nuestras vidas? Primero observemos, a nivel mundial, los efectos que han tenido estas manifestaciones de importancia personal. Países o mega empresas con ínfulas de prepotencia que envían a los hombres de negro a vigilar a los ciudadanos que no aprueben sus fechorías. Presidentes sarcásticos que, con tal de imponer su voluntad, friegan a todo un país. Guerras por conveniencias económicas, guerras de creencias que pretenden confirmar que una, por ejemplo, religión, es superior a cualquier otra. Todo esto es ego, o lo que aquí lo estamos exponiendo como “la importancia personal”. Si observamos esto, a nivel global, y sentimos que algo no cuadra, que eso no está bien, entonces, necesitamos vernos a nosotros mismos porque lo que mueve a la mayoría de humanos es su ego. Nos aferramos, no solo a una identidad personal, sino a creencias como si fueran la última verdad y generamos, por ende, disputas. Por ejemplo, hay gente que quiere creer de una manera fija en la reencarnación a pesar de que no sabe qué sucede con la “conciencia” o la energía que se desprende del ser físico al morir. Queremos creer que, de alguna manera, ese ser que somos hoy, va a volver, en otro cuerpo, y se va a encontrar con sus seres queridos. Pero, no sabemos como funciona la magia de la muerte, ni siquiera entendemos muy bien la vida. Es verdad que tenemos una sabiduría interna pero, generalmente, la estamos mal interpretando porque la queremos comprender desde el ojo del ego, no desde lo que es. ¿Qué tal si esa energía que somos hoy, al morir, se difumina en la sopa cuántica del universo que, por resonancia, se dispersa por lugares diferentes y, luego, por resonancia, cada parte se congrega para una nueva encarnación? Esto haría que lo que creemos que somos hoy, no vuelva a juntarse otra vez con sus mismos “pedazos” dispersados sino que se cree una nueva energía que reúna, por resonancia, energías cósmicas del vacío. No estoy diciendo que esto sea verdad sino que es una suposición que se puede considerar dentro de las miles de posibilidades que puedan haber sobre la existencia, en energía, después de esta vida.cuatro acuerdos

Los cuestionamientos y la mente abierta nos lleven a indagar mejor en nuestro interior. Ojalá, algún  momento, podamos llegar a esa fuente de sabiduría interior que no está gobernado por la importancia personal. Seguro que se puede, pero, como con todo, requiere un trabajo de refinamiento, un auto-entrenamiento de despojo y desprendimiento de la identidad que no es para nada fácil. Pero vuelvo a una cosa: hemos visto de lo que el ser humano es capaz. Podemos destruirlo todo y tenemos una maravillosa capacidad para construir. Podemos ser el lado más oscuro y corrupto como el lado más noble, bondadoso y compasivo. Admiramos a personas como la Madre Teresa, el Dalai Lama, Gandhi, Krishnamurti. Nos inspiramos en las palabras de Martin Luther King Jr., Nelson Mandela, José Mujica, etc. Repudiamos personajes como Hitler, Mussolini, Pinochet y tantos otros que han liderado matanzas masivas. Esto señala hacia donde necesitamos dirigir nuestros ojos y nuestro propósito. Pero, el ego puede más porque le dejamos. Claro, se requiere de una fuerza de voluntad muy grande y de esa resonancia especial para despertar, para dejar de sostener las lindas ideas que vemos a otros realizar y empezar hacerlo nosotros mismos. Si no, ¿qué sentido puede tener identificarse con las cosas buenas de estos personajes? No es para nada fácil hacerlo pero tampoco es imposible. Hay que encaminarse en el sendero que nos lleve a la expresión de lo que admiramos en otros.conocimiento silencioso 1

Como lo menciona Víctor Sánchez en su libro:  “Uno de los desgastes más insidiosos es causado por nuestra constante presentación y defensa del yo. Y es que, al adquirir disfraces cada vez más sofisticados, nuestra sensación de ser importantes se esconde tras sentimientos aparentemente inocuos, como el tenerse lástima… Somos como pájaros atrofiados. Nacimos con todo lo necesario para volar y, sin embargo, estamos permanentemente obligados a dar vueltas en torno a nuestro yo. El grillete que nos doblega es la importancia personal… El camino para convertir a un ser humano común y corriente en un guerrero* es muy arduo (*guerrero: quien vive en permanente estado de guerra, siendo el enemigo la idea del yo). Siempre se interpone nuestra sensación de estar en el centro de todo, de ser necesarios y tener la última palabra. Nos creemos importantes. Y cuando uno es importante, cualquier intento de cambio se torna un proceso lento, complicado y doloroso”. Continúa con párrafos como este: “Para cuando el niño se vuelve un ser social, ha adquirido una falsa convicción de su propia importancia, y lo que en un principio era un sentimiento sano de auto preservación, termina transformándose en un reclamo ególatra de atención… De todos los regalos que hemos recibido, la importancia personal es el más cruel. Convierte a una criatura mágica y llena de vida en un pobre diablo pedante y sin gracia… Por causa de nuestra importancia, estamos repletos hasta los bordes de rencores, envidias y frustraciones, nos dejamos guiar por los sentimientos de complacencia y huimos de la tarea de conocernos a nosotros mismos con pretextos como ‘me da flojera’ o ‘¡que cansado!’. Detrás de todo eso hay un desasosiego que intentamos acallar con un diálogo interno cada vez más denso y menos natural”… Ordinariamente, la importancia personal se alimenta de nuestros sentimientos, que pueden ir desde el deseo de caer bien y ser aceptados por los demás, hasta la petulancia y el sarcasmo. Pero su área favorita de acción es la lástima por uno mismo y por quienes nos rodean. De manera que, para acecharla, ante todo tenemos que descomponer nuestros sentimientos en sus mínimas partículas, detectando las fuentes de las cuales se nutren…Los sentimientos rara vez se presentan en forma pura. Se enmascaran. Para cazarlos como conejos, tenemos que proceder finamente, con estrategias, porque son rápidos y no se puede razonar con ellos.”conocimiento silencioso2

Con los pasajes citados de este libro parecería que estamos “fritos”. Quizás nos llenemos de frustración pensando que es imposible, pero nada es imposible, eso es una creencia enraizada en la mayoría de nosotros que nos castra, limita toda posibilidad de acción y es irreal. Si somos capaces de superar nuestra pereza existencial podremos encontrar un camino y avanzar lo mejor que podamos de acuerdo a la energía con la que encarnamos. Lo mejor que podemos hacer es asumir la responsabilidad de nuestra vida y abrirnos caminos internos para salir del hipnotismo social en que vivimos. Si esto implica que necesitamos caminar diez mil veces el mismo sendero antes de darnos cuenta de que hay otros caminos que llevan al tope de la montaña pues que así sea. Todo está en la calidad de presencia que pongamos en cada paso que demos. Así que encontremos el aliento para abrir nuestra mente con la que romperemos nuestras propias limitaciones. En el camino, reconoceremos como domar al ego y someter a la importancia personal.

victor sanchez

Autor: Goy Paz

Cantos Chamanicos Mazatecas de Maria Sabina

Sabina, la sabia y promotora chamánica más famosa de todo México, tenía sus cantos especiales que a manera de sugerentes oraciones utilizaba para internar a sus pacientes en un particular estado de trance. Hay quienes afirman que su lirismo era poéticamente envidiable. Las traducciones que encuentras –como por ejemplo las de Miguel Leon Portilla, Álvaro Estrada o el libro de María Sabina, Soy la mujer remolino, de las editoriales Almadía y Zare Books–, intentan ejemplificarnos algunas de sus más bellas letras. Aquí algunos de sus cantares curativos, grabados por el legendario Gordon Wasson en su visita a Huautla (a mediados de los años 50’s) por medio del sello Folkways Records:

Via: www.masdemx.com

Cantos de María Sabina
Soy mujer que mira hacia adentro
Soy mujer luz del día
Soy mujer luna
Soy mujer estrella de la mañana
Soy mujer estrella dios
Soy la mujer constelación guarache
Soy la mujer constelación bastón
Porque podemos subir al cielo
Porque soy la mujer pura
Soy la mujer del bien
porque puedo entrar y salir del reino de la muerte

***

Soy una mujer que llora
Soy una mujer que escupe
Soy una mujer que ya no da leche
Soy una mujer que habla
Soy una mujer que grita
Soy una mujer que da la vida
Soy una mujer que ya no pare
Soy una mujer que flota sobre las aguas
Soy una mujer que vuela por los aires

***

Soy una mujer que ve en la tiniebla
Soy una mujer que palpa la gota de rocio posada sobre la yerba
Soy una mujer hecha de polvo y vino aguado

Soy una mujer que sueña mientras la atropella el hombre
Soy una mujer que siempre vuelve a ser atropellada
Soy una mujer que no tiene fuerza para levantar una aguja
Soy una mujer condenada a muerte

Soy una mujer de inclinaciones sencillas
Soy una mujer que cría víboras y gorriones en el escote
Soy una mujer que cría salamandras y helechos en el sobaco
Soy una mujer que cría musgo en el pecho y en el vientre
Soy una mujer a la que nadie besó jamás con entusiasmo
Soy una mujer que esconde pistolas y rifles en las arrugas de la nuca

***

Soy mujer que hace tronar
Soy mujer que hace soñar
Soy mujer araría, mujer chuparrosa
Soy mujer águila, mujer águila dueña
Soy mujer que gira porque soy mujer remolino
Soy mujer de un lugar encantado, sagrado
Porque soy mujer aerolito.

“La sabiduría se le presentó así:
– Varios años, no sé cuántos, mi hermana María Ana se enfermó. Sentía dolores en el vientre que hacían que se doblara y gimiera de dolor. Cada vez, yo la veía más grave. Llamé a varios curanderos, pero fue inútil, ellos no podían curar a mi hermana. Viéndola así tendida, la imaginé muerta. No, eso no debía ser. Ella no debía morir. Yo sabía que los angelitos tenían el poder. Yo los había comido de niña y recordaba que no hacían mal. Yo sabía que nuestra gente los comía para sanar sus enfermedades. Entonces, decidí: en esa misma noche yo tomaría los hongos santos. Así lo hice. A ella le di tres pares. Yo comí muchos, para que me dieran poder inmenso. No puedo mentir: habré comido treinta pares de “derrumbe”. Cuando los angelitos estaban trabajando dentro de mi cuerpo, recé y le pedí a Dios que me ayudara a curar a María Ana. Me acerqué a la enferma. Los angelitos guiaron mis manos para apretarle las caderas. Suavemente le fui dando masaje donde ella decía que le dolía. Yo le hablaba y comencé a cantarle; sentí que hablaba cada vez con mayor facilidad y sentí que le cantaba bonito. Decía lo que los angelitos me obligaban a decir. Seguí apretando a mi hermana, en su vientre y en sus caderas; finalmente le sobrevino mucha sangre. Agua y sangre como si estuviese pariendo. Nunca me asusté porque sabía que Dios la estaba curando a través de mí. Los angelitos aconsejaban y yo ejecutaba. Atendí a mi hermana hasta que la sangre dejó de salir. Luego dejó de gemir y durmió. Mi madre, que aún no se devolvía a la distancia, se sentó junto a ella para acompañarla.
Yo no pude dormir. Los angelitos seguían trabajando en mi cuerpo. Tuve una visión: Aparecieron unos personajes que me inspiraban respeto. Yo sabía que eran los Seres Principales de que hablaban mis antepasados. Ellos estaban sentados detrás de una mesa sobre la que había muchos papeles escritos. Yo sabía que eran papeles importantes. Los Seres Principales eran varios, como seis u ocho. Algunos me miraban, otros leían los papeles de la mesa. Yo sabía que no eran de carne y hueso. Yo sabía que no eran seres de agua o tortilla. Sabía que eran una revelación de los angelitos. De pronto escuché una voz: una voz dulce pero autoritaria a la vez. Como la voz de un padre que quiere a sus hijos, que los cría con fuerza, una voz sabia que dijo: -Estos son los Seres Principales… Yo sentí una felicidad infinita. En la mesa de los Seres Principales apareció un libro, un libro abierto que iba creciendo hasta ser del tamaño de una persona. En sus páginas había letras. Era un libro blanco, tan blanco que resplandecía.
Uno de los Seres Principales habló y me dijo: -María Sabina, éste es el Libro de la Sabiduría. Es el Libro del Lenguaje. Todo lo que en él hay escrito es para ti. El Libro es tuyo, tómalo para que trabajes… Yo exclamé emocionada: -¡Es para mí!. ¡Lo recibo! Y los Seres Principales luego desaparecieron y me dejaron sola frente al Libro inmenso. Yo sabía que era el Libro de la Sabiduría. El Libro estaba ante mi, podía verlo pero no tocarlo. Intenté acariciarlo pero mis manos no tocaron nada. Me limité a contemplarlo y, al momento, empecé a hablar. Entonces supe que estaba leyendo el Libro Sagrado del Lenguaje. Mi Libro. Yo, que no leía, estaba leyendo el Libro de los Seres Principales. Ya no era una simple aprendiz. Yo había vislumbrado la perfección. La había rozado de alguna manera, y como premio, como un nombramiento se me había otorgado leer el Libro sin saber leer. Cuando se toman los angelitos se puede ver a los Seres Principales. De otra manera, no. Y es que los angelitos dan sabiduría porque hacen humilde: igualan con lo más mínimo del universo. El Lenguaje está en el Libro. El Libro lo otorgan los Seres Principales. La sabiduría es el lenguaje. “En esa misma velada, luego que el Libro desapareció, tuve otra visión: Vi al Supremo Señor de los Cerros, al Chicon Nindó. Vi que era un hombre a caballo que venía hacia mi choza… su cabalgadura era hermosa: un caballo blanco, tan blanco como la espuma. Un caballo hermoso. El personaje detuvo su cabalgadura a la puerta de mi choza. Yo lo podía ver a través de las paredes, yo estaba dentro de la casa pero mis ojos tenían el poder… el personaje esperaba a que yo saliese. Y con decisión salí a su encuentro. Me paré junto a él. Sí, era el Chicon Nindó, el que es dueño de las montañas. El que tiene poder para encantar a los espíritus… Me paré junto a él y me acerqué más. Vi que no tenía rostro aunque usaba un sombrero blanco. Su rostro era como una sombra. Era un ser como cubierto por un halo. Enmudecí. No dijo una palabra. Desapareció por el camino rumbo a su morada: el gran Cerro de la Adoración. Entré a la casa y tuve otra visión: Vi que algo cayó del cielo con gran estruendo, como un rayo circular. Era un objeto luminoso que cegaba. Vi que caía por un boquete que había en una pared. Lo que cayó se fue convirtiendo en una especie de ser vegetal, también cubierto por un halo como el Chicon Nindó. Era como una mata con flores de muchos colores; en la cabeza tenía gran resplandor. Su cuerpo estaba cubierto de hojas y tallos. Ahí estuvo parado, en el centro de la choza; yo lo miré de frente. Sus brazos y sus piernas eran como ramas y estaba empapado de frescura, y detrás de él apareció un fondo rojizo. El ser vegetal fue perdiéndose en ese fondo rojizo hasta desaparecer completamente. Al esfumarse la visión yo sudaba, sudaba, mi sudor no era tibio, sino fresco. Me di cuenta que lloraba y mis lágrimas eran de cristal, las que, al caer en el suelo, producían tintineos. Seguí llorando pero silbé y aplaudí y bailé. Bailé, porque ya sabía que ahora yo era la Payasa Grandiosa. Ya era sabia.”
(Waldemar Verdugo Fuentes,)
Via:http://www.tradicionperenne.com/CHAMANISMO/maria_sabina.htm

 

Científicos Rusos demuestran que el ADN puede ser reprogramado por palabras y frecuencias determinadas.

La imagen muestra un solo hilo de ADN suspendida sobre una cama de pilares de silicio nanoscópicos.
Son evidenciados para un nuevo tipo de estudio de la medicina en la cual el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias sin cortar y reemplazar los genes individuales.
La investigación científica rusa (biofísico ruso y biólogo molecular Pjotr Garjajev y sus colegas científicos, implicados en las investigaciones) exponen cómo, directa o indirectamente, fenómenos como:
· la clarividencia.
· la intuición.
· actos espontáneos y remotos de sanación.
· auto sanación.
· técnicas de afirmación.
· luz / auras alrededor de personas.
· Luz cuántica de sanación.
· maestros espirituales.
· la influencia de la mente en los patrones climáticos y mucho más.
Sus investigaciones en 6 puntos principales:
1. Utilizaron y se unieron dos ramas científicas, aparentemente distanciadas, que son la lingüistas y la genética, en una sola empresa, en unión para explorar ese 90% de “ADN basura”.
2. Sus resultados, hallazgos y conclusiones:
· Nuestro ADN no sólo es responsable de la construcción de nuestro cuerpo sino que también sirve como almacenamiento de datos y en la comunicación.
· Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas que todos nuestros lenguajes humanos.
· Con este fin ellos compararon las reglas de la sintaxis (la manera en que las palabras se unen para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado en las formas del lenguaje) y las reglas básicas de la gramática.
· Encontraron, que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas al igual que nuestros lenguajes.
Así idiomas humanos no aparecieron por coincidencia sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente.
· Exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. Descubriendo que los Cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónico / holográficas usando la radiación láser endógena del ADN, es decir, que se las arreglaron, para modular un patrón de frecuencia determinada en un rayo láser y con él afectar la frecuencia del ADN y su información genética.
· Que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y de la lengua son de la misma estructura.
3. ¿Cómo hacerlo? simplemente usando palabras y oraciones (porque dan un tipo de frecuencia vibratoria, igual que los mantras o la entonación del lenguaje).
4. La sustancia del ADN, en tejido vivo y no in vitro, siempre reaccionará a vibración de la frecuencia del leguaje, administrada mediante los rayos láser (luz modulada) e incluso con ondas de radio, si se utilizan las frecuencias adecuadas y determinadas para cada sustancia que se quiera reprogramar.
5. Científicamente explica el por qué: las afirmaciones, oraciones, palabras.
el entrenamiento autógeno –meditación-. El entrenamiento autógeno es una técnica psicoterapéutica basada en la concentración pasiva en sensaciones físicas.
Está más próximo a las técnicas de meditación que a las de sugestión o a la hipnosis la hipnosis y similares.
Pueden tener esos fuertes efectos en los seres humanos y sus cuerpos; ya que es totalmente normal y natural para nuestro ADN reaccionar al lenguaje.
Diferencias en la investigación entre los científicos ortodoxos occidentales y las nuevas técnicas y formulación de investigación Rusa.
ADN 2 dos

ADN 2 dos
Los investigadores occidentales cortan genes individuales de las hebras de ADN y los insertan en otro lugar.
Los rusos trabajaron en dispositivos que pueden influir en el metabolismo celular a través de frecuencias de radio y luz modulada adecuada y así reparar defectos genéticos.
Grupo de investigación de Garjajev tuvo éxito en probar que con este método los cromosomas dañados por los rayos X, pueden ser reparados e incluso capturaron patrones de información de un ADN en particular y lo transmitieron a otro, reprogramando así las células a otro genoma.
Este experimento apuntó al poder de la vibración de ondas o frecuencia sobre la genética, que obviamente tiene una mayor influencia en la formación de organismos que los procesos bioquímicos de secuencias alcalinas.
Explicación del Mundo Espiritual y Sanación Cuántica:
Los maestros esotéricos y espirituales han sabido en el tiempo que nuestro cuerpo es programable por el lenguaje, las palabras y el pensamiento.
La única diferencia es que ahora está siendo científicamente demostrado, explicado y probado.
La persona individual debe trabajar en los procesos internos y la madurez a fin de establecer una comunicación consciente con el ADN.
La relación con la conciencia del individuo, es el grado de vibración de frecuencia y la capacidad de conexión con el ADN a través de la Meditación.
ADN3 dos

ADN3 dos
6. Los científicos rusos también descubrieron que nuestro ADN puede causar patrones inquietantes en el vacío, produciendo así agujeros de gusano magnetizados
Los agujeros de gusano son los equivalentes microscópicos de los llamados puentes Einstein-Rosen en la vecindad de los agujeros negros.
Estas son conexiones de túnel entre áreas completamente diferentes en el universo a través del cual la información puede ser transmitida fuera del espacio y el tiempo.
En el ADN, se atraen estos bits de información y los coloca en nuestra conciencia.
Este proceso de super comunicación, es más eficaz en un estado de relajación.
Dicha super comunicación del ADN, se experimenta entonces como inspiración o intuición.
El estrés, las preocupaciones o un intelecto hiperactivo puede impedir esta super comunicación del ADN, y entonces la información será totalmente distorsionada e inútil.
el libro “Vernetzte Intelligenz” (Networked Intelligence), Grazyna Gosar y Franz Bludorf explica estas conexiones.
Los autores también citan fuentes sobre que en épocas anteriores la humanidad había sido, al igual que los animales, muy fuertemente conectada a la conciencia de grupo y actuó como un grupo.
Para desarrollar y experimentar la individualidad nosotros los humanos, sin embargo tuvo que olvidarse de la supercomunicación o superconexión del ADN,casi por completo.
CONCLUSIONES:
Nuestro ADN tiene la capacidad de alimentar sus propios datos a través del espacio y tiempo, en la que puede acceder a los datos de la red de conciencias y puede establecer contacto con otros.
Así se pueden explicar los fenómenos de La curación personal o remota, la telepatía o percepción remota, etc.
¿Qué es la Supercomunicación o superconductividad del ADN?
Los nuevos científicos concluyen que si los humanos con plena individualidad recobraran la conciencia de grupo, tendrían un poder como un dios para crear, modificar y dar forma a las cosas en la Tierra, y así la humanidad se está moviendo colectivamente hacia una conciencia de grupo como de la nueva especie.
Al mismo tiempo, más y más niños clarividentes nacen .
Algo en esos niños está esforzándose cada vez más hacia la conciencia de grupo del nuevo tipo, y ya no será suprimida.
Por regla general, el clima, por ejemplo, es bastante difícil de influenciar por un solo individuo.
Pero puede ser influenciado por una conciencia de grupo (nada nuevo para algunas tribus que hacen en sus danzas de la lluvia).
El tiempo está fuertemente influenciado por las frecuencias de resonancia de la Tierra, las llamadas frecuencias Schumann.
ADN1 dos

ADN1 dos
Pero esas mismas frecuencias también se producen en nuestro cerebro, y cuando muchas personas sincronizan su pensamiento o individuos (maestros espirituales, por ejemplo) enfocan sus pensamientos de una manera similar al láser, entonces está científicamente hablando, no sorprende en absoluto si así puede influencia del clima.
TIPOS DE CIVILIZACIONES SEGÚN ESTOS CIENTÍFICOS RUSOS:
Los investigadores en la conciencia de grupo han formulado la teoría sobre Tipos de Civilizaciones:
Las civilizaciones de Tipo I:
“Una humanidad que desarrolló una conciencia de grupo del nuevo tipo no tendría ni problemas ambientales ni la escasez de energía”.
Si consiguiera utilizar su poder mental como civilización unificada, tendría el control de las energías de su planeta hogar como una consecuencia natural.
La civilización de Tipo II:
Serían capaces de controlar todas las energías de su galaxia hogar.
Cuando un gran número de personas centran su atención o conciencia unificando los pensamientos, entonces, cierto número aleatorio comienzan a generar y entregar números ordenados en lugar de los aleatorios.
Una conciencia de grupo ordenada crea orden en todo su entorno.
Cuando un gran número de personas que se reúnen muy de cerca, los potenciales de violencia también se disuelven.
Se crea una especie de conciencia humanitaria de toda la humanidad. Un proyecto de Conciencia Global.
Información extraída del libro “http://www.assoc-amazon.com/e/ir?t=spir02-20&l=ur2&o=1Vernetzte Intelligenz” de Von Grazyna Fosar und Franz Bludorf, ISBN 3930243237, resumida y comentada por Baerbel.
El libro esta sólo disponible en alemán.
Se puede llegar a los autores aquí en www.fosar-bludorf.com
link: http://sabiens2.blogspot.com.es

Evideon, Enegrama y matemáticas vorticiales

Evideon, Enegrama y matemáticas vorticiales; todo empieza a encajar

Junto a la ciudad suiza de Ginebra, se han invertido millones y millones en construir un anillo subterráneo gigantesco que un servidor ya hace tiempo que le llama “colisionador de no se que cojones”. En este anillo de 27 km. de longitud, los científicos contratados por las élites intentan descubrir las propiedades de las partículas mas pequeñas.
Mientras tanto junto a la Torre de Pisa, el catedrático de la Universidad de Pisa Profesor Corrado Malanga, está descubriendo con todo lujo de detalles las características de la partícula mas pequeña con la que esta formado nuestro hermoso Universo.
La gran diferencia es que el Profesor Corrado Malanga, para llegar a sus conclusiones, no ha necesitado gastar la exorbitante suma de dinero empleada en Ginebra. El profesor de Quimica de la Universidad de Pisa, Corrado Malanga, solamente ha necesitado tres palos y los seis colores básicos. Sería bueno que en Ginebra tomaran nota y que se gastaran los millones en otras cosas más necesarias.
Los trabajos donde Corrado Malanga desarrolla su apasionante teoría están bautizados con el nombre genérico de Evideon 1, Evideon 2 y Evideon 3. El profesor italiano en Evideon nos confirma que “Abajo es como arriba, como arriba es abajo”, ya no hay duda de que somos un macrocosmos formado por muchos microcosmos idénticos. Es la idea del fractal, si conocemos la naturaleza del Universo (la partícula más grande), también conoceremos la naturaleza del fotón (la partícula más pequeña o como queramos llamarla).
Según Corrado Malanga, el Universo es un gran fractal que se manifiesta como un holograma de tres dimensiones. Esto implica que esta formado por millones de “pequeñas piezas”, todas iguales e idénticas. Por este motivo, y no por otro, nuestro Universo cumple la máxima “Arriba como abajo y abajo como arriba”. El Universo  y el diminuto fotón, están formados y siguen las mismas leyes, por lo que conociendo como está diseñado el Universo, también conoceremos como está diseñado el fotón y viceversa.
Según Corrado Malanga, estamos ante una figura geométrica formada por tres ejes.
Todo nuestro Universo esta formado a partir distribuir en el espacio de tres dimensiones los tres ejes x, y, z. Cada eje esta formado por dos vectores opuestos y todos los vectores parten de un mismo centro.
  1. El eje vertical (arriba y abajo) corresponde a la energía
  2. El eje transversal (delante y atrás) corresponde al espacio
  3. El eje horizontal (izquierda y derecha) corresponde al tiempo
A cada eje le corresponden un determinado color básico en un extremo y su respectivo complementario en el otro extremo. En el vector inferior del eje vertical, se ubica el color verde, mientras que al vector superior del eje vertical, le corresponde el color magenta, color complementario del verde. Y así con el resto de los dos ejes:
  1. Vector vertical arriba: Magenta (fucsia)
  2. Vector vertical abajo: Verde
  3. Vector horizontal izquierdo: Azul celeste
  4. Vector horizontal derecho: Rojo
  5. Vector transversal delantero: Amarillo
  6. Vector transversal trasero: Azul oscuro

Cada uno de los seis vectores ocupa unas coordenadas espaciales, formadas por tres cifras (x, y, z) que nos dan la posición exacta de cada uno de los seis vectores descritos anteriormente.

  1. Vector vertical superior: Magenta = 396
  2. Vector vertical inferior: Verde = 639
  3. Vector horizontal izquierdo: Azul celeste = 528
  4. Vector horizontal derecho: Rojo = 852
  5. Vector transversal delantero: Amarillo = 741
  6. Vector transversal trasero: Azul oscuro = 417
Los valores en los lados opuestos de los 3 ejes son especulares, por lo que al reducirlos a una sola cifra (lo que muchos ahora llaman “matemáticas vorticiales”), siempre nos dará los mismos tres números: 9, 6 y 3.
  1. Vector vertical superior: Magenta = 396.- 3 + 9 + 6 = 9
  2. Vector vertical inferior: Verde = 639.- 6 + 3 + 9 = 9
  3. Vector horizontal izquierdo: Azul celeste = 528.- 5 + 2 + 8 = 6
  4. Vector horizontal derecho: Rojo = 852.- 8 + 5 + 2 = 6
  5. Vector transversal delantero: Amarillo = 741.- 7 + 4 + 1 = 3
  6. Vector transversal trasero: Azul oscuro = 417.- 4 + 1 + 7 = 3
De forma podríamos resumir estas características de cada uno de los tres ejes:
  1. El eje vertical (arriba y abajo) corresponde a la energía y se relaciona con el 9
  2. El eje transversal (delante y atrás) corresponde al espacio y se relaciona con el 3
  3. El eje horizontal (izquierda y derecha) corresponde al tiempo y se relaciona con el 6
Es en este punto donde nos damos cuenta que la teoría de Corrado Malanga esta intimamente relacionada con la teoría del Enagrama y de como funciona el Universo. En ambas teorías los números 9, 6 y 3 son los protagonistas.

La historia de la utilización del símbolo del enagrama se remonta a la noche de los tiempos, pero en 1930, George Gurdjieff lo hizo muy popular en su escuela de Paris al utilizarlo para describir y definir las distintas posibilidades de desarrollo del ser humano. Corrado Malanga y George Gurdjieff trabajando campos completamente dispares, llegaron a las mismas conclusiones, en cuanto la importancia del Enagrama en nuestro mundo. En los trabajos de Evideon, Corrado Malanga nos introduce en este mundo formado por 9:

La teoría del profesor Corrado Malanga también nos explica el lugar que ocupa nuestro Universo dentro de los tres ejes que lo forman. Los tres ejes  forman 8 cuadrantes de los que nuestro Universo se encuentra en el cuadrante inferior, trasero y derecho. Es de destacar que a dicho cuadrante le corresponden los mismos tres colores básicos y principales de la teoria de Corrado Malanga: verde, rojo y azul: Todo cuadra !!!!

El profesor de Química orgánica de la Universidad de Pisa, está encajando las piezas sin tener que gastar ni una peseta, lira o euro moneda.
La mayoría de científicos necesitan millones, Corrado Malanga solo ha precisado tres palos y seis colores.

Los trabajos y conferencias del Progesor Corrado Malanga están disponibles de forma gratuita en su canal y su web oficial “Corrado Malanga Expierence”.

PAZ
Johnny McClue

Origen: Símbolos, Mitos y Arquetipos: Evideon, Enegrama y matemáticas vorticiales; todo empieza a encajar

La Gran Invocacion Completa

GRAN INVOCACION I
Que las Fuerzas de la Luz iluminen a la humanidad.
Que el Espíritu de Paz se difunda por el mundo.
Que el espíritu de colaboración una a los hombres de buena voluntad donde quiera que estén.
Que el olvido de agravios, por parte de todos los hombres, sea la tónica de esta época.
Que el poder acompañe los esfuerzos de los Grandes Seres.
Que así sea y cumplamos nuestra parte.

GRAN INVOCACION II
Que surjan los Señores de la Liberación.
Que traigan ayuda a los hijos de los hombres.
Que aparezca el Jinete del Lugar secreto, y con su venida, salve.
Ven, oh Todopoderoso.

Que las almas de los hombres despierten a la Luz.
Que permanezcan con intención masiva.
Que el Señor pronuncie el fíat:
¡Ha llegado a su fin el dolor!
Ven, oh Todopoderoso.
Ha llegado, para la Fuerza Salvadora, la hora de servir.
Que se difunda por el mundo, oh Todopoderoso.

Que la Luz, el Amor, el Poder y la Muerte,
Cumplan el propósito de Aquel Que Viene.
La Voluntad de salvar está presente.
El Amor para llevar a cabo la tarea, está ampliamente difundido.
La Ayuda activa de quienes conocen la verdad también está presente.
Ven, oh Todopoderoso, y fusiona a los tres.
Construye una muralla protectora.
El imperio del mal debe terminar ahora.

GRAN INVOCACION III
Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres,
Que la Luz descienda a la Tierra.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres,
Que Cristo retorne a la Tierra.

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,

que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres,

el propósito que los Maestros conocen y sirven.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de amor y de Luz,
Y selle la puerta donde se halla el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder, restablezcan el Plan en la Tierra.

gran invocacion people

El Bigote del Tigre.

Una mujer coreana fue un día a ver al gran sabio de su aldea, un ermitaño que tiempo atrás se había retirado a vivir a una montaña donde vivía con lo mínimo y en armonía con la naturaleza. Esa misma naturaleza era la que proveía para el anciano, y de la que obtenía también los elementos que componían las pociones que fabricaba. Era un hombre sumamente respetado.

La mujer entró en la cueva donde vivía el ermitaño, que le preguntó el motivo de su visita.

– Estoy desesperada, gran sabio. Sin duda necesito una de vuestras pociones.

– Pociones, pociones… -murmuró el anciano-, todos necesitan pociones… ¿Podremos curar un mundo enfermo a base de pociones?

La mujer empezó a contarle al anciano su problema. Su marido, tras volver de la guerra, había cambiado totalmente. Pasó de ser un hombre cariñoso a alguien frío y distante. Ya no hablaba, y las pocas veces que lo hacían, su voz sonaba helada, dura, áspera. Apenas comía, y muchas veces se encerraba en su cuarto tras dar un manotazo y se negaba a ver a nadie. Había abandonado sus ocupaciones y solía pasar el tiempo sentado en la cima de una montaña, con la mirada perdida en el mar, negándose a pronunciar palabra. Sus ojos, antes vivos y cómplices, eran ahora hielo o fuego rabioso. Ya no era el hombre con quien se casó.

– La guerra… la guerra transforma a tantos… -musitó el anciano.

– Creo que una de vuestras pociones le haría volver a ser el hombre cariñoso que un día fue.

– Una poción… tan simple como una poción… En fin, te diré que no será fácil, y además para hacerla necesitaría el bigote de un tigre vivo. Es su ingrediente principal. Sin bigote no hay poción.

La mujer se fue apenada porque no sabía cómo podría conseguir el bigote, pero era muy grande el amor que le profesaba a su marido, por lo que una noche se decidió a buscar ese tigre. Con un bol de arroz y salsa de carne se encaminó hacia la cueva de una montaña donde se decía que habitaba un tigre.

A cierta distancia de la cueva depositó el bol con comida y llamó al tigre para que viniera, pero él tigre no vino. Así pasaron días en los que la mujer cada vez se acercaba unos pasos más a la cueva, llamando al tigre, que empezaba a acostumbrarse a su presencia. Una de esas noches, el tigre se acercó algo a la mujer, que tuvo que esforzarse para no salir corriendo.

Ambos quedaron a escasa distancia, mirándose, escena que se repitió varias noches. Días después, la mujer empezó a hablar al tigre con una voz suave, y poco tiempo después, el tigre empezó a comer cada noche el bol de comida que ella le llevaba.

Así pasaron hasta seis meses, llegando a haber cierto vínculo entre ellos (ya la mujer hasta le acariciaba la cabeza cuando el tigre comía). Y llegó la noche en la que la mujer le suplicó al tigre que no se enojara, pero que necesitaba uno de sus bigotes para poder sentir cerca a su marido. Y se lo arrancó, y para su sorpresa, el tigre no se enfureció.

La mujer fue nada más amanecer a la cueva del ermitaño, a quien le enseñó el bigote del tigre que había conseguido, feliz porque ya obtendría su poción. El ermitaño tomó el bigote satisfecho y lo arrojó al fuego.

La mujer chilló sin entender nada, y el anciano la calmó y le preguntó cómo había conseguido el bigote.

– Yo… fui cada noche a la cueva del tigre, llevándole comida, hasta que me perdió el miedo y se acercó a mí. Fui muy paciente, seguí llevando comida aunque el tigre no la probaba, seguí acercándome cada noche aunque a veces el tigre ni siquiera salía. A partir de una noche, el tigre empezó a salir a recibirme y más tarde comía cuanto le llevaba. Entonces empecé a hablarle, dejando que me conociera, y aprendí a disfrutar también de esos momentos en los que estábamos juntos. Y más tarde, le pedí el bigote. Pero ahora que lo has tirado… ahora no habrá poción y mi marido seguirá ajeno a mí, como si no existiera!

– No te preocupes, mujer -susurró el anciano-. Y escúchame.
Lograste la confianza del tigre simplemente estando ahí, ofreciéndote, esperando, dejando que te conociera, hablándole y dándole el tiempo que necesitaba. Y además aprendiste a disfrutar de vuestros encuentros. ¿No crees que un hombre reaccionará de igual modo ante el cariño, la comprensión, el interés, la compañía? Si pudiste ganar con cariño y paciencia la comprensión y el amor de un animal salvaje… sin duda puedes hacer lo mismo con tu marido…

La mujer comprendió entonces. Amar, confiar, tener paciencia, mostrarse, dar tiempo… había aprendido una valiosa lección gracias al ermitaño. Y no necesitaría de más bigotes de tigre para sentirse cerca de aquel a quien amaba.

 

tigre-3540

 

Fuente: cuentosdelmundo.blogspot.com

Espíritu, Materia y Vida: eras de lo humano.-Leonardo Boff.

B_-_portrait.Leonardo_Boff

Las síntesis históricas a menudo son arbitrarias. La nuestra también lo es. Pero responden a la exigencia que tenemos de marcos orientadores que nos ayuden a entendernos a nosotros mismos y a entender nuestra propia historia. Hagamos entonces una especie de lectura de ciego captando solamente los puntos relevantes. Veo tres grandes etapas, verdaderas eras, que marcan las relaciones del ser humano con la naturaleza.

La primera es la era del espíritu. Es la era que plasmó las culturas originarias y ancestrales. Los seres humanos se sentían movidos por fuerzas que actuaban en el cosmos y en ellos mismos, realidades numinosas y omnienglobantes que les proporcionaban protección y seguridad. Era la experiencia chamánica del espíritu que atravesaba todas las cosas, creaba una union mystique con todos los seres y hacía que el ser humano se sintiera perteneciente a un todo mayor. Grandes símbolos, ritos y mitos daban cuerpo a esa experiencia fontal. Fue entonces cuando se proyectaron imágenes de lo Divino. Esas imágenes, a la vez que seguían siendo imágenes, eran también centros energéticos de la vida y de la naturaleza con los cuales el ser humano debía confrontarse y escuchar sus llamadas. No dejaban de estar presentes también todos los demás avatares de la condición humana, pero era lo espiritual lo que daba sentido a todas las demás instancias. Esta era marcó nuestro inconsciente colectivo hasta los días actuales.

La segunda es la era de la materia. Los seres humanos descubrieron la fuerza física de la materia y de la naturaleza. Pasaron a no ver ya en ellas una imagen de lo Divino, sino un objeto para su uso. La agricultura del neolítico hace diez mil años revela la presencia de esta era. Los padres fundadores del método científico le dieron un marco teórico, diciendo que la naturaleza no tiene conciencia, por lo tanto podemos tratarla como queramos. Profundizaron, hasta llegar al mundo atómico y al subatómico, poder que el hombre puede utilizar para destruir y construir. Las fuerzas espirituales y psíquicas de la era anterior fueron consideradas magia y superstición, y como tales fueron combatidas. La concentración en esta experiencia introdujo la profanidad. Dios es pensado sin el mundo, lo cual hizo surgir un mundo sin Dios. Mediante las energías arrancadas a la materia, se logró la dominación de la naturaleza y la explotación ilimitada de sus riquezas. Ya hemos sobrepasado los límites de tolerancia de la Tierra, y disponemos de medios para destruirnos totalmente. Pero también ha surgido un nuevo sentido de la responsabilidad y la exigencia de una ética del cuidado.

Estamos entrando ahora en la era de la vida. La vida une materia y espíritu. Representa una posibilidad de la materia cuando se distancia del equilibrio en un contexto de alta complejidad. Entonces irrumpe la vida. Para hacer eclosión, la vida requiere una urdimbre de interdependencias de lo físico con lo químico, de la biosfera con la hidrosfera, con la atmósfera y con la geosfera. Todo está ligado a la vida, sea como condición previa sea como ambiente. Por lo tanto, ella ocupa el lugar central. En el conjunto de los seres, el ser humano tiene la misión de ser el jardinero y el cuidador de la vida. A él le corresponde proteger la vida de Gaia, conservar la biodiversidad y garantizar el futuro para él mismo y para todos. Es el desafío en el actual momento de calentamiento planetario. La era de la vida está amenazada. Es urgente mantener las condiciones de su continuidad y coevolución. La vida, y no el crecimiento, debería ser el gran proyecto planetario y nacional. No percibir este desplazamiento es autoengañarse. Oportunamente nos convoca la sabiduría bíblica: «te propongo la vida o la muerte. Escoge la vida, para que tú y tu descendencia puedan vivir» (Dt 30,19).

Leonardo Boff

leo2

El Mono Egoista – La Tribu de la Corbata. Pelicula

SINOPSIS:

El ser humano se ha autoproclamado rey de la Creación. Nuestra extraordinaria evolución cultural y tecnológica nos ha llevado a dominar el planeta y a todas sus criaturas. Pero algo va mal: en pleno siglo XXI el éxito de aquellos que se autodenominan Sapiens-Sapiens se ve seriamente amenazado por problemas como el exceso de población y el cambio climático provocado por el consumo excesivo de energía.
Si un observador externo nos estudiara de forma zoológica como hacemos nosotros con otros animales, ¿qué conclusión sacaría de nuestra conducta?
Este documental trata de demostrar que, a pesar de nuestros sofisticados disfraces y formas elegantes, nuestra herencia genética permanece en nosotros y el primate que solíamos ser determina nuestras vidas mucho más de lo que sospechamos. Puede que el ser humano no sea tan inteligente como cree y se haya convertido simplemente en el Mono Egoísta y en su variante mas peligrosa buscando pertenecer a la Tribu de la Corbata.

 

 En esta excelentwe pelicula se habla del MIA, aqui les comparto que significa y sus efectos tan devastadores en nuestra sociedad.

SINDROME DE MEDIOCRIDAD INOPERANTE ACTIVA (MIA)

por Jose Luis Vicente González de Rivera y Revuelta

El síndrome MIA fue descrito por González de Rivera es un tipo de trastorno institucional que afecta al funcionamiento de las organizaciones y repercute en los individuos originando síndrome de acoso moral o síndrome de burn-out, consiste en uno proceso que tiene fases de gravedad y profundidad evolutiva, en este caso las características son del que realiza el acoso moral:

Tipo I o forma simple: Puede pasar desapercibida, es la forma más larvada y subclínica del proceso, puesto que la mediocridad favorece en grado sumo la conformidad, lo que asegura el acceso a la felicidad para algunos. El mediocre simple no va a crear, pero sigue/consigue caminos que han sido trazados, es un buen consumidor y un excelente copista, si llega a creaciones artísticas y/o científicas lo hace con uso/abuso de las normas (pre)establecidas. Aquí están los acomodaticios, los agazapados, los temerosos a todo y a todos, los silenciosos intencionales, los arribistas, los chaqueteros y los críticos maledicientes todos, en general, no suelen dar la cara.

Tipo II o mediocridad inoperante (pseudo-operante o pseudocreativo): En esta fase ya se inician las complicaciones que pueden dificultar la adaptación al contexto. En este caso aparecen individuos pasivo-agresivos y con una clara tendencia a imitar la actuación del sujeto normal. Estos individuos no distinguen lo bello de lo feo, ni lo bueno de lo malo, todo es igual, todo-vale-y-todo-sirve, no discriminan; por lo tanto este tipo de sujetos no siente inclinación a propiciar procesos de ningún tipo y todo lo que interviene está condenado al más vil de los estancamientos. Este tipo de sujetos produce y estimula maniobras repetitivas e imitativas, es más proclive a la pantomima de acuerdos de pasillo que al descubrimiento y prefiere lo trillado a todo lo que suponga innovación. Cuando ocupa puestos de relevancia, la organización que lo sufre empieza a dar muestras crecientes de parálisis funcional, acompañándose de hiperfunción burocrática –bien justificada por demás- que intenta disimular la falta de operatividad. Aquí están los acríticos del sistema, los “comparadores” entre épocas pretéritas y las actuales, ensoñadores del pasado, los funcionarios de manguitos mentales y algunos detentadores de puestos de responsabilidad que cumplen fielmente el principio de Peter.

Tipo III o Mediocre Inoperante Activo: Según el autor citado es una variante maligna, tanto por sus efectos como por sus tendencias invasivas y metastásicas. El sujeto desarrolla una gran actividad que termina por hacerlo inoperante, tiende a querer influir en los demás, con francos componentes mesiánicos. Tiende a infiltrar organizaciones complejas y crea grupos, comités improductivos con funciones de seguimiento y control, posibilitando el entorpecimiento (en ocasiones hasta destrucción) de los individuos más brillantes. Con puestos de poder (académicos –especial sensibilidad a la infección-, y/o administrativos y/o políticos –otro punto sensible-) pueden generar ingentes cantidades de trabajo absolutamente innecesario que se impone a los demás y dificulta el desarrollo, el avance y la realización de actividades creativas. Además es un sujeto proclive a la envidia, puesto que sufre ante el progreso ajeno y, por ello, tiende a destruir la excelencia, desarrollando sofisticados mecanismos de control, persecución y entorpecimiento. Se tiende a destruir el sujeto mínimamente brillante o vivido como amenazante o al que señala como vulnerable, para ello se callan sus logros, se difunden insidias (en silencio, a escondidas, nunca dará la cara, lo hace en cenáculos privados y privativos de crítica y contraste) y amplificará todo rumor o dato equívoco que invite a la descalificación y desprestigio de esa(s) persona(s) brillante(s), amenazante(s) o simplemente vulnerable(s). Lo relevante es que se señala la destrucción de las personas, puesto que estos mediocres inoperantes no van a entrar nunca en las ideas ni en los contenidos. Aquí se sitúan las venganzas indiscriminadas, las represalias, el rencor (la mayoría de las veces injustificado), el temor por propia inseguridad, el trepismo, el encumbramiento de seres con oscuras/preclaras intenciones.

fuente:http://www.acosolaboral.org.uy/

La Sabiduría se alcanza con mucha lentitud. -Muchas Vidas, Muchos Maestros-

«… La sabiduría se alcanza con mucha lentitud. Esto se debe a que el conocimiento intelectual, fácilmente adquirido, debe convertirse en conocimiento “emocional” o subconsciente. Una vez transformado, la huella es permanente. La práctica conductista es el catalizador necesario para esta reacción. Sin acción, el concepto se marchita y desvanece. El conocimiento teórico sin aplicación práctica no es suficiente.

»Hoy en día se descuidan el equilibrio y la armonía; sin embargo, son las bases de la sabiduría. Todo se hace en exceso. La gente se excede en el peso porque come demasiado. Los deportistas descuidan aspectos de sí mismos y de los demás por correr en exceso. La gente parece excesivamente mezquina. Se bebe demasiado, se fuma demasiado, se está demasiado de juerga (o demasiado poco), se conversa demasiado sin satisfacción, se tienen demasiadas preocupaciones. Hay demasiadas ideas en blanco o negro. Todo o nada. La naturaleza no es así.

»En la naturaleza hay equilibrio. Los animales destruyen en pequeñas cantidades. Los sistemas ecológicos nunca son eliminados en masa. Las plantas consumidas vuelven a crecer. Las fuentes de sustento proveen y vuelven a reponerse. Se disfruta de la flor, se come la fruta, se preserva la raíz.

»La humanidad no ha aprendido el equilibrio; mucho menos lo ha practicado. Se guía por la codicia y la ambición; se conduce por el miedo. De este modo acabará por aniquilarse. Pero la naturaleza sobrevivirá, al menos las plantas. »

En verdad, la felicidad arraiga en la sencillez. La tendencia al exceso en el pensamiento y en la acción disminuye la felicidad. El exceso nubla los valores básicos. Los religiosos nos dicen que la felicidad se logra llenando el corazón de  amor, fe y esperanza, practicando la caridad y brindando bondad. En verdad tienen razón. Dadas estas actitudes, habitualmente vienen el equilibrio y la armonía. Son, colectivamente, un estado del ser. En estos tiempos son un estado alterado de conciencia. Es como si la humanidad no permaneciera en su estado natural mientras vive en la Tierra. Tiene que llegar a un estado alterado a fin de llenarse de amor, caridad y sencillez, para sentir pureza, para deshacerse de sus temores crónicos.

»¿Cómo se llega a ese estado alterado, a ese otro sistema de valores? Y una vez que se llega a él ¿cómo sustentarlo? La respuesta parece simple. Es el denominador común de todas las religiones. La humanidad es inmortal; lo que hacemos ahora es aprender nuestras lecciones.

Todos estamos en la escuela.

Todo es muy simple, si se puede creer en la inmortalidad.

»Si una parte del ser humano es eterna (y en la historia hay sobradas evidencias para pensarlo así), ¿por qué nos tratamos tan mal? ¿Por qué pasamos por encima del prójimo en “provecho” personal, si en realidad estamos desechando la lección? Al parecer, todos vamos hacia el mismo sitio, aunque a diferente velocidad. Nadie es más grande que los demás. »

Analicemos las lecciones. Intelectualmente, las respuestas siempre han estado ahí, pero esta necesidad de actualizarlas por experiencia, de hacer permanente la huella subconsciente al “emocionalizar” y practicar el concepto, es la clave de todo. No basta memorizar en la escuela dominical. Parlotear sin practicar de nada sirve. Resulta fácil leer sobre el amor, la caridad y la fe, o conversar sobre ello.

Pero practicarlos, sentirlos, requiere casi un estado alterado de conciencia. No se trata del estado transitorio inducido por las drogas, el alcohol o una emoción inesperada. El estado permanente se alcanza mediante el conocimiento y la comprensión. Se mantiene mediante la actividad física, mediante la acción y la práctica. Consiste en tomar algo casi místico y transformarlo en cosa de todos los días mediante la práctica, haciendo de eso un hábito.

»Comprendamos que nadie es mejor que otro. Sintámoslo. Practiquemos la ayuda al prójimo. Todos remamos en el mismo bote. Si no lo hacemos juntos, nuestros equipos se encontrarán muy solos.»

Muchas Vidas, Muchos Maestros

Brian Weiss

muchas vidas