Archivo de la categoría: Hipnosis Regresiva

La Sabiduría se alcanza con mucha lentitud. -Muchas Vidas, Muchos Maestros-

«… La sabiduría se alcanza con mucha lentitud. Esto se debe a que el conocimiento intelectual, fácilmente adquirido, debe convertirse en conocimiento “emocional” o subconsciente. Una vez transformado, la huella es permanente. La práctica conductista es el catalizador necesario para esta reacción. Sin acción, el concepto se marchita y desvanece. El conocimiento teórico sin aplicación práctica no es suficiente.

»Hoy en día se descuidan el equilibrio y la armonía; sin embargo, son las bases de la sabiduría. Todo se hace en exceso. La gente se excede en el peso porque come demasiado. Los deportistas descuidan aspectos de sí mismos y de los demás por correr en exceso. La gente parece excesivamente mezquina. Se bebe demasiado, se fuma demasiado, se está demasiado de juerga (o demasiado poco), se conversa demasiado sin satisfacción, se tienen demasiadas preocupaciones. Hay demasiadas ideas en blanco o negro. Todo o nada. La naturaleza no es así.

»En la naturaleza hay equilibrio. Los animales destruyen en pequeñas cantidades. Los sistemas ecológicos nunca son eliminados en masa. Las plantas consumidas vuelven a crecer. Las fuentes de sustento proveen y vuelven a reponerse. Se disfruta de la flor, se come la fruta, se preserva la raíz.

»La humanidad no ha aprendido el equilibrio; mucho menos lo ha practicado. Se guía por la codicia y la ambición; se conduce por el miedo. De este modo acabará por aniquilarse. Pero la naturaleza sobrevivirá, al menos las plantas. »

En verdad, la felicidad arraiga en la sencillez. La tendencia al exceso en el pensamiento y en la acción disminuye la felicidad. El exceso nubla los valores básicos. Los religiosos nos dicen que la felicidad se logra llenando el corazón de  amor, fe y esperanza, practicando la caridad y brindando bondad. En verdad tienen razón. Dadas estas actitudes, habitualmente vienen el equilibrio y la armonía. Son, colectivamente, un estado del ser. En estos tiempos son un estado alterado de conciencia. Es como si la humanidad no permaneciera en su estado natural mientras vive en la Tierra. Tiene que llegar a un estado alterado a fin de llenarse de amor, caridad y sencillez, para sentir pureza, para deshacerse de sus temores crónicos.

»¿Cómo se llega a ese estado alterado, a ese otro sistema de valores? Y una vez que se llega a él ¿cómo sustentarlo? La respuesta parece simple. Es el denominador común de todas las religiones. La humanidad es inmortal; lo que hacemos ahora es aprender nuestras lecciones.

Todos estamos en la escuela.

Todo es muy simple, si se puede creer en la inmortalidad.

»Si una parte del ser humano es eterna (y en la historia hay sobradas evidencias para pensarlo así), ¿por qué nos tratamos tan mal? ¿Por qué pasamos por encima del prójimo en “provecho” personal, si en realidad estamos desechando la lección? Al parecer, todos vamos hacia el mismo sitio, aunque a diferente velocidad. Nadie es más grande que los demás. »

Analicemos las lecciones. Intelectualmente, las respuestas siempre han estado ahí, pero esta necesidad de actualizarlas por experiencia, de hacer permanente la huella subconsciente al “emocionalizar” y practicar el concepto, es la clave de todo. No basta memorizar en la escuela dominical. Parlotear sin practicar de nada sirve. Resulta fácil leer sobre el amor, la caridad y la fe, o conversar sobre ello.

Pero practicarlos, sentirlos, requiere casi un estado alterado de conciencia. No se trata del estado transitorio inducido por las drogas, el alcohol o una emoción inesperada. El estado permanente se alcanza mediante el conocimiento y la comprensión. Se mantiene mediante la actividad física, mediante la acción y la práctica. Consiste en tomar algo casi místico y transformarlo en cosa de todos los días mediante la práctica, haciendo de eso un hábito.

»Comprendamos que nadie es mejor que otro. Sintámoslo. Practiquemos la ayuda al prójimo. Todos remamos en el mismo bote. Si no lo hacemos juntos, nuestros equipos se encontrarán muy solos.»

Muchas Vidas, Muchos Maestros

Brian Weiss

muchas vidas

¿Qué pasa con el alma al morir? – M. Newton

 

almas santuario

¿Qué pasa con el alma al morir?

 

Al morir, nuestras almas se liberan del cuerpo del cual han sido huéspedes. Si el alma es adulta y tiene experiencia de muchas vidas anteriores, sabe inmediatamente que ha sido liberada y que ahora se dirige a su hogar.  Estas almas avanzadas no necesitan que alguien salga a recibirlas. Sin embargo, la mayoría de las almas con las que he trabajado reciben la bienvenida por parte de guías, justo afuera del plano astral de la tierra. Un alma joven o un infante que ha fallecido podrá encontrarse algo desorientada hasta que alguien se acerque a ella, al nivel terrenal. Estas son almas que optan por permanecer en la escena de su muerte por un rato. No obstante, la mayoría desea retirarse al instante. El tiempo no tiene significado en el mundo del espíritu.

 

Un alma que recién ha salido del cuerpo que le sirvió de morada y que ahora opta por brindar consuelo a alguien en pena o que tiene otras razones para permanecer un rato cerca del lugar de su muerte, no experimenta sensación de pérdida de tiempo. Éste se convierte, contrario al tiempo linear, en tiempo presente para el alma.

 

A medida que se alejan de la Tierra, las almas experimentan la presencia de una luz que se hace cada vez más brillante a su alrededor. Algunas verán momentáneamente una oscuridad grisácea y se sentirán atravesando un túnel o portal. La diferencia entre estos dos fenómenos depende de la velocidad de salida del alma, que en respuesta experimentará alguno de ellos.

 

La sensación de arrastre por parte de nuestros guías puede ser suave o ruda, dependiendo de la madurez del alma y su capacidad para asimilar cambios repentinos. En las primeras etapas de su salida, todas las almas encuentran una “ligera nubosidad” a su alrededor, la cual se aclara rápidamente y les permite ver en la vasta distancia. Este es el momento en el que

el alma promedio ve una forma espiritual de energía acercándose a ellas. Esta forma puede ser uno o dos compañeros espirituales, pero generalmente es nuestro guía. Incluso en ocasiones en que somos recibidos por un cónyuge o un amigo que murió antes que nosotros, nuestro guía se encuentra cerca de manera que puede tomar el control del proceso de transición. En todos mis años de investigación, nunca he tenido un caso en el cual sea una figura religiosa mayor, como Jesús o Buda, la que de la bienvenida. No obstante, la esencia del amor de los grandes maestros se encuentra presente en los guías personales que nos son asignados.

 

Cuando las almas logran reorientarse en este lugar que llaman hogar, su terrenidad ha cambiado. Ya no son humanas en la forma en que concebimos al ser humano, con características emocionales, temperamentales y físicas determinadas. Por ejemplo, ellas no sufren por su reciente muerte física en la forma en que sus seres queridos lo hacen. Son nuestras almas las que nos hacen humanos en la Tierra, pero sin nuestros cuerpos dejamos de ser Homo Sapiens. El alma tiene tal poder que se encuentra más allá de cualquier descripción.

 

Tiendo a pensar en las almas como inteligentes formas lumínicas de energía. Justo después de la muerte, las almas repentinamente se sienten diferentes porque no se encuentran limitadas por un cuerpo físico, con cerebro y sistema nervioso central. A algunas les toma más tiempo ajustarse a esta nueva situación.

 

La energía del alma es capaz de dividirse en partes idénticas, similar a un holograma. Puede vivir existencias paralelas en otros cuerpos, aunque esto es mucho menos común de lo que se sugiere en ciertas lecturas. Sin embargo, debido a la capacidad dual de todas las almas, parte de energía de luz queda atrás, en el mundo del espíritu. Así, es posible ver su madre regresando de una vida, aún cuando ella hubiese muerto hace treinta años terrenales y reencarnado de nuevo.

 

El período de orientación con nuestros guías, que toma lugar antes de unirnos a nuestros grupos de almas, varía entre almas e incluso entre las diferentes vidas para una misma alma. Este es un buen momento para recibir consejos y brindar la oportunidad de ventilar las frustraciones que hayamos tenido en la vida que acaba de terminar. La orientación, con el tacto gentil de nuestros perceptivos y solícitos guías, pretende ser una sesión inicial para entender lo que ha ocurrido.

 

 

El encuentro podrá ser prolongado o breve, dependiendo de las circunstancias que rodean el éxito o el fracaso en el logro de nuestra misión en la vida. También se revisa asuntos específicos relacionados con el karma que, no obstante, serán discutidos de manera más profunda en el seno del grupo. La energía que retorna de algunas almas no podrá llegar al grupo de almas en ese mismo instante, ya que éstas son almas que se encuentran contaminadas por sus cuerpos físicos y se han involucrado en malas acciones. Existe una

diferencia entre hacer daño sin el deseo premeditado de lastimar a alguien y la maldad intencional. Los grados de daño ocasionado a otros, desde el perjuicio hasta la malevolencia, son evaluados cuidadosamente.

 

Aquellas almas que han sido asociadas con el mal son llevadas a centros especiales que algunos de mispacientes llaman “unidades de cuidado intensivo”. En estos lugares, según me confían, su energía es remodelada y restaurada. Dependiendo de la naturaleza de sus transgresiones, estas almas podrían volver rápidamente a la Tierra, a una nueva vida, donde tendrían la opción de elegir ser víctimas de malos actos perpetrados por otros. No obstante, si sus acciones fueron constantes y definitivamente crueles sobre un gran número de vidas, se percibirá claramente un patrón de mal comportamiento. Algunas almas podrían pasar un

largo período en existencia espiritual solitaria, posiblemente más de mil años terrestres. Un principio fundamental en el mundo del espíritu es que las malas acciones, sean intencionales o no, en el ámbito de las almas debe ser enmendado de alguna manera en una vida futura. Esto no es considerado como castigo o siquiera penitencia, sino más bien como una oportunidad de crecimiento para el karma. No existe un infierno para las almas, excepto quizás en la Tierra.

 

Algunas vidas son tan difíciles que el alma regresa exhausta a su hogar. A pesar del proceso de renovación de energía iniciado por nuestros guías, quienes combinan su energía con la nuestra en el umbral, es posible que aún tengamos un flujo bajo de energía. En estos casos puede requerirse más descanso y soledad que celebraciones de bienvenida. De hecho, muchas almas que desean descanso, lo reciben antes de reunirse con sus grupos. Nuestros grupos de almas podrán ser ruidosos o intensos, pero respetan todo aquello por lo que

hemos pasado durante una encarnación. Todos los grupos dan la bienvenida a sus amigos a su propio modo, con profundo amor y camaradería.

 

El regreso al hogar es una celebración de alegría, especialmente cuando es después de una vida física donde no hubo mucho contacto con nuestros compañeros espirituales. Muchos de mis pacientes me dicen que sus almas son bienvenidas con abrazos, risas y mucho humor, el cual veo que es una señal característica de la vida en el mundo del espíritu. Los grupos más efusivos, que han planeado elaboradas celebraciones para el alma que regresa, posiblemente suspendan todas sus otras actividades. Uno de mis pacientes me relató lo siguiente, con relación a su regreso al hogar:

 

Después de mi última vida, mi grupo organizó una fiesta de locura con música, vino, bailes y cantos. Lo arreglaron todo para que pareciera un festival clásico romano, con salones en mármol, togas y todos los muebles exóticos predominantes en nuestras muchas vidas juntas en el mundo antiguo. Melissa (una compañera espiritual primaria) me esperaba justo enfrente, recreando la época en que mejor la recordaba y luciendo tan radiante como siempre.

 

 

 

El número de miembros por grupo puede variar entre tres y veinticinco, pero un grupo promedio tiene alrededor de quince. En ocasiones, almas de grupos cercanos pueden desear hacer contacto entre sí. Esta actividad a menudo implica la presencia de almas más antiguas que han hecho muchos amigos de otros grupos, con quienes ha interactuado durante cientos de vidas pasadas. Unos diez millones de televidentes en los Estados Unidos de América vieron el especial Sightings, producido por Paramount en 1995, el cual presentó un segmento sobre mi trabajo. Aquellos que vieron este programa especial sobre la vida después de la muerte recordarán a una de mis pacientes llamada Colleen, quien habló sobre una sesión que tuvimos

juntos. Ella describió su retorno al mundo del espíritu después de una vida pasada encontrándose en un espectacular baile de gala en el siglo XVII. Ella observó más de un centenar de personas que se acercaban para celebrar su regreso. El tiempo y lugar que ella había amado fue pródigamente reproducido, con lo cual Colleen pudo comenzar su proceso de renovación con mucha elegancia.

Así que, volver al hogar puede tener lugar en dos tipos de escenario. Unas pocas almas podrían recibir brevemente al alma que llega al umbral y luego dejar que el guía la lleve a través del proceso de orientación preliminar. Más usualmente, el comité de bienvenida espera hasta que el alma regresa a su grupo espiritual.

 

Este grupo puede encontrarse aislado en un salón, reunido alrededor de los escalones de un templo, sentado en un jardín, siempre unido y visible, de lo contrario el alma que regresa podría observar confundida muchos grupos en una atmósfera demasiado abierta. Almas que transitan por otros grupos, en camino a su propio grupo, a menudo observarán que otras almas con las que han interactuado en vidas pasadas las mirarán y reconocerán su retorno con una sonrisa o un saludo.

 

La forma en que el alma ve su entorno en el grupo depende de cuan avanzada sea, aunque los recuerdos de un ambiente de salón de clases son siempre muy claros. En el mundo del espíritu, el lugar educacional depende del nivel de desarrollo del alma. Pero el hecho de que un alma haya estado reencarnándose en la Tierra desde la Edad de Piedra no garantiza grandes logros. En mis conferencias a menudo recuerdo a un paciente a quien le tomó cuatro mil años de vidas pasadas para lograr dominar los celos. Puedo dar fe que hoy en día no es una persona que se deje dominar por tales sentimientos, sin embargo ha progresado muy poco en

su lucha contra su propia intolerancia. Tal como sucede en las aulas de clase terrestres, a algunas almas les toma más tiempo asimilar ciertas lecciones. Por otra parte, las almas más avanzadas son almas antiguas, tanto en conocimiento como en experiencia.

 

 

Fragmento del Libro “ El destino de las Almas del autor Michael Newton

 

Visita nuestra pagina web: www.caminosagrado.com

 

Hipnosis es Comprensión y la Comprensión es Sabiduría y Liberación.

EL PODER CURATIVO DE LA COMPRENSIÓN
Por Brian Weiss
[Cita del capítulo 6 del libro “Los mensajes de los sabios”]
«Todo es amor… Todo es amor.
El amor lleva a la comprensión.
La comprensión lleva a la paciencia.
Y entonces se detiene el tiempo.
Y todo pasa aquí y ahora.
Las regiones más profundas de nuestra mente no están sujetas a las leyes temporales normales. Sucesos del pasado remoto pueden afectamos todavía con una aguda inmediatez. Las heridas del pasado influyen en nuestro humor y en nuestra conducta como si nos las hubieran infligido ayer, y a veces su fuerza aumenta incluso con el tiempo.
La comprensión puede ayudar a cicatrizar esos traumas del pasado. Dado que la mente más profunda no está sujeta a las condiciones habituales del tiempo y el espacio, los sucesos del pasado pueden rescribirse y reformularse. La causa y el efecto no están ligados tan inexplicablemente. Los traumas pueden deshacerse y los efectos perjudiciales, invertirse. Puede darse una curación profunda, incluso cuando se interpongan grandes distancias o hayan pasado muchos años de dolor y sufrimiento.
Del mismo modo que el amor aporta una profunda curación a las relaciones, la comprensión comporta una reducción del miedo. La comprensión abre una ventana por la que la brisa del amor se lleva suavemente las dudas y las ansiedades, refresca el alma y nutre las relaciones.
Los miedos suelen referirse a hechos que ya han sucedido, en esta misma vida o en otras muy anteriores.
Como nos hemos olvidado, proyectamos esos miedos en el futuro pero, en realidad, lo que tememos ya ha terminado, Lo único que tenemos que hacer es recordar, despertar al pasado.
Una paciente dice que espera que funcione en ella la terapia de hipnosis. Brian Weiss responde:
“Yo también lo espero, aunque soy consciente de que es algo más que un tratamiento, es una forma de comprender cómo funciona la vida y cómo se van renovando las relaciones. Es una forma de darse cuenta de que nunca perdemos de verdad a nuestros seres queridos. Ahí están esas dos personas, trescientos años después, vivas y sanas en nuevos cuerpos, compartiendo sus vidas y su amor otra vez”.
La comprensión es lo que cura, la toma de conciencia es lo que cura, y a través de ella se renueva eternamente el amor y se manifiesta.
Una mujer escribe a Weiss sobre una experiencia de autohipnosis en que visualizó una situación ubicada en 1679, cuando bajo una identidad francesa con el nombre de Marie-Claire perdió a su cónyuge, con quien se encuentra y renueva esa relación de pareja 300 años después, en el siglo XX. Y dice Brian Weis ejemplarizando ese relato:
Esas dos personas no han vuelto a encontrarse por accidente ni por casualidad. El destino dictó delicadamente el redescubrimiento de su amor. Antes de volver a nacer en sus cuerpos actuales, ya habían acordado conocerse en determinado momento de sus vidas. En realidad no se trataba de conocerse, sino de reconocerse a un nivel más profundo como almas gemelas atemporales. A partir de entonces tenían que tomar decisiones sobre el futuro de su relación en esta encarnación. ¿Interferirían sus egos, sus mentes lógicas, formadas por la familia y la sociedad, con la conciencia de sus corazones, una conciencia despertada por el reencuentro con un alma gemela? ¿Se impondrían sus corazones, por encima de los obstáculos de la mente consciente?
Estaba escrito que resurgirían determinados miedos y pautas, en el caso de ella el miedo «irracional» a una separación no deseada y trágica, porque ese trauma había sucedido trescientos años antes en Francia. Como al principio no recordaba ese hecho, aunque la memoria inconsciente de su alma se acordara bien de él, tenía miedo de que pasara en el presente o en el futuro.
Una de sus labores kármicas era superar su miedo a la separación mediante la comprensión de que el amor es una energía absoluta, que el amor no termina nunca, ni siquiera con la muerte del cuerpo físico. Siempre nos re encontramos con los seres queridos, sea en este lado o en el otro.
Aunque su alma lo sabía, al nacer en esta vida olvidó sus conexiones anteriores con su novio. Su labor era acordar la inmortalidad del amor, utilizar ese conocimiento para superar sus miedos.
Ese conocimiento saltó del corazón a la mente cuando escuchó la cinta que había grabado siguiendo las instrucciones de mi libro y recordó aquella vida en Francia. En aquel momento lo supo a todos los niveles e inmediatamente se deshizo del miedo del pasado y del presente.
Ya podía amar con libertad. No tenía que guardarse nada, por miedo a perder el amor.
La experiencia e esa joven es un excelente ejemplo de que antes de nacer ayudamos a organizar y reparar esas oportunidades de aprendizaje de nuestras vidas, los puntos de destino que nos ayudarán a comprender, a damos al amor y a renunciar al miedo. En la concepción de nuestros planes de aprendizaje nos ayudan energías divinas, espirituales. Algunas sensaciones de déjà vu representan el recuerdo superficial de nuestro plan prenatal a medida que va haciéndose realidad en estado físico en el momento y el lugar designados durante el desarrollo de nuestras vidas. Nos acordamos. Es sumamente importante prestar mucha atención a las coincidencias, a las sincronías y a las experiencias de déjà vu de nuestras vidas, ya que suelen representar la convergencia de nuestro plan espiritual y del sendero real por el que transitamos durante nuestra vida.

RELIGIONES

Al recordar, ya sea a través de evocar vidas anteriores, sueños, experiencias de déjà vu, coincidencias o sincronías, ya sea de forma espontánea, durante momentos espirituales o acontecimientos místicos o de cualquier otro modo, empezamos a comprender.
Al ir comprendiendo nos deshacemos de los miedos.
Al ir deshaciéndonos de los miedos, desaparecen los obstáculos que nos impiden alcanzar el amor y éste fluye con libertad en nuestro interior y entre nosotros.
Suelen preguntarme cómo se sabe si un «recuerdo» es real o producto de la imaginación o de la fantasía. Lo interesante es que desde el punto de vista terapéutico no parece que tenga importancia. La gente mejora; sus síntomas desaparecen. Ni siquiera importa si el paciente o el terapeuta cree en la existencia de vidas anteriores. Sin embargo, de acuerdo con una encuesta de 1994 de USA Today/CNN/Gallup, un 27% de los estadounidenses cree en la reencarnación. Probablemente esa cifra sea significativamente superior en la actualidad. El 90% cree en la existencia del cielo.
Sin embargo, si pensamos en la convalidación sí importa. Como médicos y científicos, nos gustaría saber qué recuerdos son reales y cómo diferenciados de las fantasías.
A veces esa diferenciación es sencilla. La persona que demuestra xenoglosia, es decir, que habla un idioma que le es ajeno, que no ha aprendido nunca, ha entrado posiblemente en contacto con una vida anterior auténtica. De no ser así, tiene una capacidad psíquica extraordinaria. Si en esos casos se trata de verdad de una vida anterior, suele verse claramente durante la regresión. Otra pista puede ser que una persona demuestre un conocimiento detallado de un período histórico concreto que no haya estudiado nunca. Si se da un síntoma extraño Y anacrónico, como un miedo actual a la guillotina, con una subsiguiente regresión a una vida a finales del siglo XVIII, podría ser otra clara indicación.
Los recuerdos que parecen reales suelen tener además otras características. Acostumbran ser vívidos y frecuentemente más visuales que las fantasías. La persona se involucra más emocionalmente y se ve en la escena, que se desarrolla como una secuencia cinematográfica y suele ser familiar. El panorama de la vida anterior refleja temas y problemas presentes en la actual. Esos problemas o síntomas, que pueden ser físicos además de psicológicos, acostumbran mejorar o resolverse tras el recuerdo. Asimismo, la escena de la regresión no se altera por las sugerencias del terapeuta. La escena tiene vida propia y los detalles se vuelven cada vez más claros con la repetición.

5razas
Otra pregunta que se me hace con frecuencia es si los recuerdos de vidas pasadas pueden explicarse como parte de la memoria genética o no. Es decir, ¿proceden esos recuerdos de nuestros genes y cromosomas, del material genético o reproductor que heredamos de nuestros padres, que a su vez lo heredaron de los suyos, etcétera, etcétera, hasta llegar a nuestros antepasados más remotos?
Aunque es cierto que algunos recuerdos generales podrían heredarse genéticamente, no creo que la mayor parte de los recuerdos de vidas anteriores tenga ese origen. Existen varias razones en tal sentido:
1. Muchos de mis pacientes han recordado existencias anteriores en las que morían siendo niños o sin hijos, sin haber transferido ningún material genético. Los recuerdos de esas vidas sin hijos son bastante detallados y vívidos.
2. La concreción de los recuerdos puede ser extraordinaria. Un paciente puede recordar una escena de una batalla de la Edad Media y descubrir exactamente qué soldado era de entre los diez mil que había en el campo. Las heridas de ese soldado concreto suelen coincidir con un mal que le aqueja en esta vida y que por lo general empieza a resolverse tras el recuerdo de la escena. No parece lógico esperar tal grado de concreción de recuerdos genéticos. Ni siquiera los conceptos de inconsciente colectivo o de memoria racial pueden explicar los recuerdos extraordinariamente detallados que suelen aportar los pacientes. Los recuerdos evocados no son de Arquetipos o categorías amplias, sino de los detalles más nimios, a menudo acompañados de fuertes sentimientos o emociones.
3. Muchos recuerdos ocurren fuera del cuerpo físico, y allí no hay material genético. Por ejemplo, en el caso citado anteriormente (que es la experiencia real de un paciente), parte del recuerdo sucede tras la muerte física, cuando la persona flotaba encima de su cuerpo y observaba la escena que tenía debajo. Contempló el cuerpo que acababa de abandonar, su estado y sus heridas, así como todo el campo de batalla y lo que seguía sucediendo mientras la lucha progresaba y llegaba a su fin. Durante esos momentos en que estuvo por encima de su cuerpo también tuvo emociones y pensamientos.

races_of_mankind
Recordar: la clave de la felicidad en esta vida.
Estar en un estado físico es algo anormal. Estar en estado espiritual es natural en nosotros. Cuando vuelven a enviarnos a un cuerpo, es como si nos devolvieran a algo que no conocemos. Tardaremos más.
En el mundo de los espíritus tienes que esperar y luego te renuevas. Hay un estado de renovación. Es una dimensión como las demás.
Todos somos espíritus… Algunos están en estado físico y otros, en un período de renovación. Y otros son guardianes. Pero todos pasamos por eso. También hemos sido guardianes.
Recordar que somos almas, que somos inmortales que existimos siempre en un vasto mar de energía es la clave para llegar a la alegría y a la felicidad. En ese mar energético, toda una serie de espíritus que están para ayudamos nos conduce por el sendero de nuestro destino, nuestro viaje evolutivo hacia la conciencia de Dios.
No competimos con ninguna otra alma: nosotros tenemos nuestro sendero y ellos el suyo. No se trata de una carrera, sino de un viaje de grupo en cooperación hacia la luz de la conciencia. Las almas que han progresado o evolucionado más tienden una mano con amor y compasión a las que se han quedado atrás. La última alma que completa su trayecto no vale menos que la primera.
Un problema concreto en esta escuela que llamamos Tierra es que aquí es muy difícil recordar que somos almas y no simples cuerpos físicos. Constantemente nos distraen las ilusiones y las desilusiones de este planeta tridimensional. Nos enseñan que el dinero, el poder, el prestigio, las posesiones materiales y las comodidades tangibles son de suma importancia y a veces incluso el motor de nuestras vidas. Nos enseñan que para ser felices, los demás tienen que apreciarnos o respetamos. Estar solo, se nos dice, es ser desgraciado.
En realidad somos seres inmortales que no mueren nunca y que nunca se separan energéticamente de los que aman. Tenemos almas gemelas y familias espirituales que son eternas. Los espíritus guardianes nos guían y nos aman siempre. Nunca estamos solos.
Al morir no nos llevamos las «cosas» que poseemos. Nos llevamos nuestros actos y nuestras obras, los frutos de la sabiduría de nuestro corazón.
Cuando despertamos a la idea de que todos somos seres espirituales, cambian nuestros valores y por fin podemos ser felices y estar en paz. ¿Qué diferencia hay esta vida entre tú y yo si tú eres rico y yo no? Sólo pueden conservarse los tesoros del espíritu. ¿Qué diferencia hay si tú eres poderoso y yo no? La felicidad no tiene sus raíces en el poder o la fama, sólo en el amor. ¿Qué diferencia hay si los demás te aprecian y te respetan más que a mí? Puede que yo tenga el coraje de decir y vivir la verdad, y la verdad pocas veces acarrea simpatías. La felicidad nace en nuestro interior, no en el exterior, no del reflejo de lo que creen los demás de nosotros. Los celos son veneno para el alma.
Así pues, nuestro objetivo es recordar, despertar. Puede que una historia o un párrafo de este libro estimule su memoria, le haga despertar al remover algo, estimule su conciencia. Para mí sería una noticia extraordinaria.

humanos
Quizás un motivo por el que no hay más gente que tenga recuerdos espontáneos de sus vidas pasadas es porque el aprendizaje en el cuerpo físico es una prueba sobre el terreno. Tenemos que aseguramos de que nuestros beneficios y conocimientos espirituales estén arraigados en nuestra propia esencia. Si somos pacíficos sólo porque el recuerdo de una vida anterior plagada de brutalidad nos hace temer consecuencias futuras de una conducta parecida, no hemos aprendido la lección del todo. Aprendemos la lección si practicamos la no violencia porque sabemos desde el corazón que la violencia en sí está mal.
No creo, sin embargo, que no debamos tener acceso a esos recuerdos. A través de la hipnosis es mucho más fácil recordar, se recuperan las lecciones desde una perspectiva superior, se alivian los síntomas y puede acelerarse espectacularmente la comprensión espiritual.
En la hipnosis, la persona es una observadora, además del individuo observado. En realidad, mucha gente en estado de trance contempla el pasado como quien ve una película. La mente consciente funciona siempre y observa lo que se experimenta mientras se está hipnotizado. A pesar del profundo contacto subconsciente, la mente puede hacer observaciones y críticas y censurar. Por eso la gente que se halla en estado hipnótico y se involucra activamente en una secuencia de recuerdos de la infancia o de una vida anterior puede responder a las preguntas del terapeuta, hablar como en su vida actual, conocer los lugares geográficos que ve e incluso saber el año, que a menudo aparece en el interior de los ojos como un destello o simplemente se presenta en la mente. Así pues, la mente hipnotizada, que siempre conserva una conciencia y un conocimiento del presente, pone los recuerdos de la infancia o de una vida anterior dentro de su contexto.

Entrevista al Dr. Roberto Alvarado sobre Hipnosis Clínica

hipno1

La Hipnosis clínica es un recurso terapéutico que ha salvado a muchas personas de enfermedades crónicas del cuerpo, de la mente y de las emociones. Aquí  presento un breve resumen de una entrevista realizada a mi persona por el Dr. Santiago Rojas. En ella menciono algunos de los casos curados de: crisis de pánico, adicciones, tumores, depresión y otros. 1Ver nota.

También explico brevemente sobre la autohipnosis y el estado de conciencia que se tiene en la Hipnosis Clínica.

El día 9 de abril del presente año 2012, el Dr. Santiago Rojas (S.R.), creador del método de sanación con Poliedros, me hizo la siguiente entrevista por Radiio Caracol en Bogotá, Colombia:

S.R: “La hipnosis como técnica ayuda a fomentar la motivación y aumentar sus expectativas de autoeficiencia” Kapanovs.

Nos hicieron una pregunta: si la Hipnosis podía mejorar las adicciones y podía cambiar traumas emocionales y además podía ayudar a mejorar la imagen que teníamos de nosotros mismos, por ejemplo en obesidad; este tema puede ser útil para muchas personas si es utilizada con eficacia terapéutica, por una persona con especialidad. Y contamos aquí con el Dr. Roberto Alvarado Aguirre. Él es médico y especialista en el tema de la Hipnosis.  Y  le preguntamos para qué puede ser útil la Hipnosis”.

R.A.: “La Hipnosis es una técnica que tiene múltiples usos, a saber: 1) las visualizaciones, 2) el Hipnoanálisis 3) modificación de hábitos 4) la conexión con los seres espirituales”.

S.R.: “Todo esto lo podemos ir dilucidando. Comencemos por las visualizaciones”.

R.A.: “Cito un ejemplo: el Dr. Carl Simonton en Estados Unidos que recibió un paciente que estabadesahuciado por un cáncer avanzado. El Dr. le dijo que imaginara que las células cancerosas son comidas por un bichillo, como ocurre en el juego Pacman, que en ese entonces era un juego muy famoso, en el cual el bichillo se comía las fichas en la pantalla. El señor no se hizo ningún cuestionamiento por ser un señor sencillo del campo que no tiene el problema de los intelectuales que analizan todo. El señor efectuó diariamente las visualizaciones, con una técnica de autohipnosis, y llegó a la curación total. Después que le dieron de alta, luego de cinco años de demostrarse que no había ya células cancerosas, le preguntó al Dr. si podría curarse también de unaartritis que le impedía pescar en el río con esa técnica que era de autohipnosis. El Dr. le dijo que sí y efectuó las visualizaciones y también se curó de la artritis.

S.R.: O sea que eso sería una autohipnosis, que sería una autosugestión también.

R.A.: Correcto. La Hipnosises un estado de la conciencia que algunos la definen como un estado alterado de la conciencia. A mi me gusta más decir que es un estado especial de la conciencia en la cual el cerebro trabaja a 14 ciclos por segundo o a 5 a 7 ciclos por segundo. En el estado de vigilia el cerebro trabaja a 21 ciclos por segundo.

S.R.:   Entonces es un estado donde uno entra en un ritmo ALFA, o en un ritmo que los médicos llamamos TETA (respectivamente).

R.A.: Exactamente.

S.R.: Es un estado auto inducido o inducido por otra persona.

R.A.: Exactamente. Por eso a veces la gente le tiene miedo a la Hipnosis porque dice que pueden ser manipulados…

S.R.: Es una pregunta obligada. No se puede hacer que la gente se bote o se suicide…

R.A.: No, no. Incluso hay unas pruebas que se han hecho en Hipnosis de show, en el que se le da a una persona, un lapicero, por ejemplo, y se le dice este es un arma, estando la persona bajo estado de Hipnosis, y usted va a matar a la persona que está en frente. La persona hipnotizada, llora, tiembla porque no puede ejecutar la acción, porque su moral le dice que no puede matar…

S.R.: O sea los parámetros previos siguen rigiendo en el momento de la Hipnosis.

R.A.: Exactamente. Pero además hay una aclaración. En la Hipnosis clínica o en la Autohipnosis, la persona está entre el primer y cuarto grado de profundidad. En el quinto grado es cuando se hace laHipnosis de show, en el cual la persona no va a recordar el evento, no va a recordar que era el hazmerreir del público. Pero en la Hipnosis Clínica, en la Hipnosis médica, la persona tiene que estar consciente, para que pueda hablar y recordar lo que habló, porque si no, no hay cura.

hipno3

S.R.: Ese es un dato bien interesante. La Hipnosis que hace el Dr. Alvarado es una hipnosis médica que tiene un objetivo terapéutico y en la que además hay un estado de colaboración del paciente.

R.A.: correcto. De tal manera que la persona pueda recordar lo que habló. Se dará cuenta de todo, en la zona donde está, escuchará el sonido de los carros, el timbre del teléfono. Eso le da mucha seguridad y confianza que está en control. Porque la gente teme perder el control. En la realidad es un estado de superconciencia. Vean ustedes: el cerebro está trabajando en el estado de vigilia en un 15%.

S.R.: O sea cuando nosotros estamos despiertos, ahoritica hablando, a estas horas de la noche en este programa de SANA-MENTE, si usted no se ha quedado dormido, está en un estado de 15% de actividad cerebral. ¿Y cuando está dormido en qué está?

R.A.: Hablemos más bien cuando está en estado de Hipnosis o meditación o una persona que está rezando con gran devoción, con fervor, puede entrar en un estado ALFA o más bajo, a 5 a 7 ciclos por segundo de la actividad cerebral (estado TETA). En es estado, y esto se ha comprobado con Resonancia Magnética del cerebro, un examen especial, en el cual se ve que los dos hemisferios cerebrales trabajan coordinadamente y en un 85% de la actividad total.

S.R.: O sea ahoritica que estamos en Semana Santa y si la persona está orando con devoción o si una persona está en Hipnosis, ¿está utilizando mucho más el cerebro?

R.A.: Exactamente.

S.R.: O sea es un estado de autofortalecimiento de autointegración cerebral, y de una coherencia total del cerebro.

R.A.: Exactamente, por eso a la Hipnosis se le llama el sueño paradójico, porque el cuerpo está más relajado que en el sueño normal, pero la mente está más despierta que despierta. Si la persona es un pianista y en ese estado se le invita a ejecutar una pieza, lo va hacer magistralmente.

Conexión con seres espirituales superiores

R.A.: Y ahora que habla de Semana Santa, la Hipnosis es un estado especial de la mente en la cual se puede uno conectar con los seres espirituales en que uno cree, sea el Ser Supremo, los ángeles, los arcángeles, Buda, Cristo, María, con lo que usted crea.  Si usted se conecta con devoción, con fervor, va entrar en este estado especial de conciencia, en estado de hipnosis y va a tener sensaciones que ese ser espiritual está ahí. Yo he podido comprobarlo, algunos podrán no creerlo; en el consultorio con algunos pacientes se han aparecido ángeles o guías espirituales y hemos podido conversar con ellos, a través del paciente.

S.R.: O sea que el paciente tiene una experiencia mística, una experiencia de esos estados profundos de la conciencia pero con lucidez.

R. A.: correcto.

S.R.: Hemos hablado ya de estos usos de la hipnosis, ¿cuál es el que sigue?

R.A.: Cuando se trabaja en Hipnosis para modificar patrones de comportamiento, hábitos como el fumado, adicciones a drogas, hay un porcentaje de éxito con la hipnosis, tal y como vos decías más temprano, que es de un 30% en el caso de visualizaciones. Cuando no se logra el éxito total con las visualizaciones, es imprescindible ir a buscar las emociones que están ligadas a ese hábito.
S.R.: O sea, una persona con sólo visualización puede lograr un 30%, que es lo que dice el Dr. Simonton. Lo segundo es si él sólo no puede, un terapeuta lo induce a encontrar las emociones obstáculos que le impide poder desarrollar esa capacidad de equilibrio.

R.A.: Correcto, y ver cuáles son las asociaciones que hay entre las emociones que están ligadas a patrones de conducta como una adicción, o a una ansiedad o a una angustia. A58PJF

Tratamiento de las Crisis de Pánico

R.A.: Voy a dar un ejemplo que puede parecer increíble de la relación que tienen las emociones con los patrones de conducta y con los actos. Hay una señora que llega a mi consulta por crisis de pánico.

S.R.: o sea es una sensación de muerte inminente que no puede controlarlo…

R.A.: Sí, con el corazón agitado, con la respiración agitada, sudoración, siente que se va a morir, siente que se va a desmayar, que no puede controlar nada. Ella ha sido tratada por varios psicólogos, psicoanalistas, psiquiatras. Ha tomado medicamentos psiquiátricos para este padecimiento sin ningún resultado. En la primera hipnosis, la invito a que vaya uno de esos momentos en el pasado en que ella sufre una crisis de pánico, de temor a la muerte y ella se ve acostada en un salón donde hay gran cantidad de gente y hay un gas que está saliendo.

Le pregunto:

– ¿Qué te pasa? ¿Qué sentís?
– “Me asfixio”, dice ella. “Siento que me ahogo”
-“¿Dónde estás?”. Le pregunto. Y después de pausas porque la información no llega, a veces, rápidamente.
-“Estoy en una sala donde los nazis nos están echando gases y nos están matando. Soy judía en esa vida, en una vida anterior”

Yo sé que para ustedes, algunos dirán: “Bueno eso de vidas anteriores con nuestra creencias cristianas…”, pues, no se ha difundido como en el Oriente. Uno puede preguntarse si fue un ancestro, un abuelo, un bisabuelo, que vivió eso; eso es una teoría y si no, ¿cómo explicar este fenómeno que ella recuerda? Después de la 1ª. sesión, su síntoma bajó en un 80%.

S.R.: Lo interesante ahí, independientemente del origen, es la respuesta terapéutica tiene causa-efecto. Ella observa eso, y el acto terapéutico lo transforma. Hay un autor que escribió: “Muchas vidas, muchos sabios”

R.A.: Correcto, de Weiss.

S.R.: sí, Brian Weiss, y él, un psiquiatra reconocido; él logra describir toda la historia de una paciente a través de una cantidad de regresiones y describe todo lo que se puede lograr con la terapia de la Hipnosis…

hipnosis-iii

Curación de tumor

R.A.: En otro caso es de una señora que llegó a mi consultorio hace varios años y tenía un tumor en la Hipófisis, esa glándula que controla todas las hormonas del cuerpo, que está sentada en la silla turca del cerebro, en la base del cerebro. (Esto fue diagnosticado a través de una Resonancia Magnética del cerebro).  Y ese tumor producía una hormona, llamada Prolactina, en cantidades cinco veces superior al valor normal (hormona que es producida normalmente por la Hipófisis para preparar el seno para la producción de la leche materna).

La paciente había recibido varias terapias convencionales sin resultado alguno y yo mismo le había recetado medicamentos homeopáticos que es una de los tratamientos que hago y tampoco hicieron efecto. Entonces le invité a que hiciéramos sesiones de hipnosis. En esas sesiones descubrimos una serie de conflictos emocionales que ella tenía en el presente y había tenido especialmente en la infancia, en esta vida, no en otra vida, en esta vida. Después de varias sesiones de hipnosis, la prolactina bajó a la normalidad sin agregar ningún medicamento y el tumor en la Hipófisis desapareció.

El medicamento que estaba tomando en el Seguro Social después de varios años y que no había hecho ningún efecto, fue suspendido por el endocrinólogo de esa institución para ver si la prolactina volvía a subir. Y después de mediciones repetidas de la prolactina durante un año, pudieron constatar que la paciente había curado y le dieron de alta.

Esto es un ejemplo de cómo la mente trabaja tan sutilmente que no podemos comprender por qué es que ocurren estas cosas.
S.R.: Nos queda mucho camino por comprender y también muchas posibilidades para utilizar esta terapia…

Cura de la depresión

S.R.: A veces la Hipnosis puede transformar la vida, además de servir como proceso terapéutico. Qué otra experiencia nos puede contar.

R.A.: Una señora de 70 años que vivía a 6 a 7 horas de San José, Costa Rica. Ella tomaba un bus para recorrer esas 6 a 7 horas, para hacer la sesión y luego se regresaba a su casa haciendo el mismo recorrido. Esto demuestra el interés que ella tenía en curarse.

Ella tenía una depresión de 30 años de evolución y había tomado los medicamentos antidepresivos recetado por los psiquiatras sin el resultado adecuado. Ella quería dejar los medicamentos y también curarse de la depresión. Estaba casada con un hombre, que describía como muy machista; una persona de la zona rural que culturalmente así se comporta. A ella le habían aconsejado en sus terapias, divorciarse, cosa que ningún terapeuta debe aconsejar nunca a un paciente. Esa es una decisión personal.

A ella la traté con sesiones de hipnoanálisis y le apliqué también la sanación con Poliedros que el Dr. Santiago Rojas me ha enseñado. Después de varias sesiones en las que analizamos no solamente la relación con su esposo, sino también la relación con su padre, las relaciones que ella tuvo en su infancia, la señora se fue curando y fuimos espaciando las sesiones, que al principio era una vez por semana y al término de unos 3 a 4 meses, la señora curó y abandonó todos los medicamentos psiquiátricos que tomaba. ¡Y no se divorció de su marido!

Esa es una forma extraordinaria de cómo podemos con la mente curar, a través del Hipnoanálisis, y con técnicas de visualización y técnicas positivas, de pensamiento positivo, una vez descubierto el elemento de conflicto que ha habido en su vida o que está ocurriendo en el presente.

depresion2

Recuperación de la memoria

S.R.: El Hipnoanálisis es como un Psicoanálisis, pero en un estado de introspección mayor, en un estado de relajación mayor con un estado mayor de conciencia, un estado hipnótico pero autoinducido o permitido por otro, donde la persona está consciente; y es importante aclararlo porque usted ha hecho siempre énfasis en eso, que la persona está consciente, que la persona no pierde su voluntad que no va a cometer actos absurdos, que no va a ser tomada como ejemplo para hacer el ridículo y que siempre va haber un respeto y que la persona puede encontrar sus bloqueos más fácilmente.

R.A.: Así es. Yo digo a los pacientes que es la vía directa al inconsciente. Tenemos una serie de mecanismos de defensa: lo que es la proyección, que es proyectar sobre otros lo que uno tiene; la negación, negarse un problema o un conflicto. Así, la manera de poder bajar esos mecanismos de defensa, de manera más efectiva, es la Hipnosis.
Y con ello poder llegar a los recuerdos donde la persona no se acuerda; estoy hablando de las edades menores de cuatro años o cuando está en el vientre materno o como lo vimos en algunos casos, en vidas anteriores.

S.R.: es un estado de recuperar la memoria, un estado de conciencia donde se recupera la memoria.

R.A.: correcto. Porque la memoria no sólo es la memoria de la vida de uno, sino también la memoria de la familia, de 4 a 5 generaciones que están impregnadas en el inconsciente o en el cuerpo bio-plásmico que lo constituye el aura, los chakras o centros de energía, todo lo que es el campo electromagnético, llamémoslo así.

Psico-genealogía/Meta-genealogía

R.A.: Voy a contar otro ejemplo que no tiene que ver con la Hipnosis, para que vean ustedes como la mente trabaja a nivel de los recuerdos no sólo de uno sino también de nuestros ancestros. Es un niño que lo llevan los padres por Déficit Atencional. No me gusta ese término porque está programando a la mente hacia un déficit. Es mejor decir que no tiene buena concentración. Ese niño, además, deja páginas en blanco en el cuaderno.

-“¿Cómo, le digo, deja páginas en blanco?”
-“Sí, pasa 3, 4 páginas, no escribe nada ahí y a la cuarta o la quinta comienza a escribir, o además se queda en blanco y luego escribe”.
Y le pregunto al papá: “¿Cuáles son las páginas en blanco que hay en la historia de su familia?” El señor se asusta, vuelve a ver a la esposa y vuelve a ver al chico. Le digo:
-“Hable delante del chico, él necesita saberlo”.
Y el señor cuenta: “Mi papá nació en otro país. Ahí creció, se casó, tuvo hijos, fundó una familia. Años después, se fue solo a Costa Rica. Ahí se casó, tuvo hijos, entre esos yo, y fundó otra familia. Pero las dos familias no sabían que la otra existía, hasta años después que se supo”.
-“Esas eran las páginas en blanco y lo vamos a demostrar”, le dije. Y me volví donde el chico y le pregunté:
-“¿Ud. sabía algo de esto?” A lo que él respondió: “no sabía nada”.

Entonces le dije al señor: “averígüese más sobre esa historia y le cuenta a su hijo”.

A la semana siguiente que tenían otra sesión ya el niño se había curado.
Bastó con contar un secreto de familia que se mantuvo por varios años para liberar la energía atrapada en el inconsciente del niño.

Es lo que se llama la Psico-genealogía o Meta-genealogía. Son 4 generaciones anteriores que nos modulan como un programa de computación que llevamos en el inconsciente y en el campo energético (auras y chakras).

Así, nuestra manera de pensar, reaccionar, de tomar decisiones, de escoger nuestra pareja, de escoger nuestra ocupación, de tener ciertas creencias se deben a lo que nos pasó en la vida y a cuatro generaciones de nuestros antepasados que nos modulan en un programa inconsciente y en el campo energético.

También al des-cubrir, des-velar, quitar el velo de esos secretos de familia o de historias que se han guardado y no necesariamente son secretos, y trabajarlos con técnicas apropiadas, el síntoma o la enfermedad desaparece.

S.R.: Esto es un ejemplo interesante de cómo somos parte de una entidad mayor; somos células de un organismo familiar, de un organismo social y que podemos trabajar desde la persona al grupo y desde el grupo a la persona

Cómo hacerse auto-Hipnosis?

S.R.: Se nos acaba el tiempo. Una última recomendación a las personas para que hagan ejercicios de auto hipnosis y de visualización.

R.A.: Para alcanzar un estado de relajación o estado alfa o un estado de auto hipnosis, aunque sea del primer grado de profundidad, es suficiente hacer respiraciones abdominales y se concentren en esa respiración o concentrarse en un sonido, por ejemplo, el sonido AMEN o el sonido OM. No necesita pronunciar ese sonido, aunque al principio es conveniente hacerlo. Así decir: OMMMM, OMMM, OMMM.  Después basta con pensar en ese sonido. Con ello se entra en un estado especial de conciencia y ahí, darse sugestiones positivas para su cuerpo, para los hábitos, para la forma de ser de uno.

S.R.: El cuerpo lo va a recibir como un medicamento específico, útil, no tóxico.

R.A.: correcto, sin ningún efecto secundario.

S.R.: eso es una maravilla. Nos queda claro que podemos llegar al interior de la mente, de manera consciente y transformar patrones que nos hacen daño. Muchas gracias.

 

1Nota

El uso de la Hipnosis clínica es tan amplio como lo son los padecimientos del ser humano. Funciona muy bien en trastornos emocionales y en algunos mentales como: depresión, insomnio, angustia, ansiedad, crisis de pánico, fobias, duelo por separación o muerte de un ser querido, conflictos de parejas y con los hijos o con los padres, etc. Funciona igualmente bien para las enfermedades orgánicas como: Esclerosis múltiple, artritis reumatoide, fibromialgia, fatiga crónica, lumbalgias, ciáticas, ceguera adquirida, cáncer y muchas más que son enfermedades incurables, según la medicina convencional.

 

Dr. Roberto Alvarado Aguirre
Médico y Psicólogo
Master en Homeopatía (niños y adultos) U. de París
Master en Desarrollo del niño. U. de París
Hipnosis, Terapia Neural, Pediatría