Archivo de la categoría: Motivación

EL PENSAMIENTO POSITIVO, UN MÉTODO MUY POBRE – OSHO

La técnica del Pensamiento Positivo no es una técnica que te transforma. Simplemente es reprimir los aspectos negativos de tu personalidad. Es un método de elección. No puede ayudar a tu consciencia; va en contra de la consciencia. La consciencia siempre está sin escoger.
El Pensamiento Positivo significa simplemente empujar lo negativo en el inconsciente y condicionar la mente consciente con pensamientos positivos. Pero el problema está en que el inconsciente es mucho más poderoso, nueve veces más poderoso que la mente consciente. Así que si una cosa se vuelve inconsciente, se vuelve nueve veces más poderosa de lo que fue antes. Puede que no se muestre de la manera antigua, pero encontrará nuevas maneras de expresarse.
Por lo tanto, el pensamiento positivo es un método muy pobre, sin ningún entendimiento profundo, y continúa dándote ideas incorrectas sobre ti.

frases-de-osho-para-compartir-

El Pensamiento Positivo viene de la Ciencia Cristiana. Ahora se habla más de forma filosófica, pero la base sigue siendo la misma – que si piensas negativamente, eso te va a pasar a ti; si piensas positivamente, eso te va a pasar a ti. Y en Estados Unidos, ese tipo de literatura es muy leída. En ningún otro lugar del mundo el Pensamiento Positivo ha tenido algún impacto – debido a que es infantil.

“Piense y Hágase Rico” – todo el mundo sabe que es simple tontería. Y es dañino, y peligroso también.
Las ideas negativas de tu mente tienen que ser liberadas, no reprimidas por las ideas positivas. Tienes que crear una consciencia la cual no sea positiva ni negativa. Esta será la consciencia pura.
En esa consciencia pura, vivirás la vida más natural y dichosa.

Si reprimes alguna idea negativa porque te está hiriendo… Por ejemplo: si estás molesto, y lo reprimes e intentas hacer un esfuerzo para cambiar la energía en algo positivo – sentir amor hacia la persona por el cual has estado sintiendo enojo, sentir compasión – sabes que te estás engañando a ti mismo.
En el fondo aún hay ira; es sólo que lo estás encubriendo. En la superficie puede que sonrías, pero tu sonrisa solo se limitará a tus labios. Será un ejercicio de los labios; no estará conectado contigo, con tu corazón, con tu ser. Entre tu sonrisa y tu corazón, tú mismo has puesto una gran barrera – el sentimiento negativo que has reprimido.

Y no es un solo sentimiento; en la vida tú tienes miles de sentimientos negativos. No te gusta una persona, no te gusta muchas cosas; no te gustas a ti mismo, no te gusta la situación en la que estás. Todo esta basura se junta en tu inconsciente, y en la superficie nace un hipócrita, que dice… “Yo amo a todo el mundo, el amor es la clave de la bienaventuranza.”
Pero no puedes ver ninguna felicidad en la vida de esa persona. Él está cargando todo el infierno dentro de sí mismo.

Él puede engañar a otros, y si él continúa engañando lo suficiente, puede engañarse a sí mismo también. Pero no será un cambio. Simplemente está desperdiciando la vida – que es inmensamente valiosa porque no la puedes recuperar.
El Pensamiento Positivo no es más que la filosofía de la hipocresía – como para darle el nombre correcto. Cuando tienes ganas de llorar, te enseña a sonreír. Puedes arreglártelas si lo intentas, pero esas lágrimas reprimidas saldrán en algún momento, en alguna situación. La represión tiene un límite. Y la canción que estabas cantando no tenía ningún significado en absoluto; no la estabas sintiendo, no nacía de tu corazón.
Solo era porque la filosofía dice que siempre hay que escoger lo positivo.
Estoy absolutamente en contra del Pensamiento Positivo. Te sorprenderá saber que si no eliges, si permaneces en una consciencia sin elección, tu vida empezará a expresar algo que está más allá de lo positivo y lo negativo, que es más alto que los dos. Por lo que no vas a ser un perdedor. No será positivo, no será negativo, será existencial.
– Osho –

Bienvenido a La Realidad. Serie 2a Parte Completa.

VISIONREAL Productions te da la más cordial bienvenida a este Play List Exclusivamente dedicado a la serie Bienvenido a la Realidad. Material indispensable para adentrar a las personas en el mundo real y en el conocimiento que se nos ha sido manipulado y censurado.

Esta serie solo es una recopilación de diferentes materiales con el mismo propósito de exponer los “secretos” de la élite.

La serie se dividirá en dos temporadas, siendo la primera la más extensa, donde se expondrá la cruel realidad de nuestra civilización, aprendiendo antes todo lo relacionado con el tema, desde energía hasta sociedades secretas, pasando por el mundo espiritual, portales dimensionales y un poco de historia.
La segunda temporada será la más esperada, ya que expondremos no solo como vencer al enemigo, sino temas de conciencia, potencial humano, medicina y nutrición natural, entre otras soluciones a la vida esclavizada que todos llevamos en este sistema que poco a poco nos va consumiendo.
¡¡¡ Prepárate para la intensa serie Bienvenido a la Realidad !!!

 

Invictus (poema)

DNSISolInvictus 4

Invictus- Invencible

Más allá de la noche que me cubre,

negra como el abismo insondable,

doy gracias al Dios que fuere

por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias

no he gemido ni llorado.

Sometido a los golpes del destino

mi cabeza sangra, pero está erguida.

Más allá de este lugar de ira y llantos

donde yace el horror de la sombra,

la amenaza de los años

me halla, y me hallará sin temor.

No importa cuán estrecho sea el camino,

ni cuán cargada de castigos la sentencia,

soy el amo de mi destino,

soy el capitán de mi alma.

William Ernst Henley 1875

mandela

Un texto que inspiró y ayudó a Mandela durante su encarcelamiento, ya que durante los 27 años que permaneció arrestado guardó el poema escrito en una hoja de papel.

vía Invictus (poema) – Wikipedia, la enciclopedia libre.

Pato o Águila tú decides…

unadecision1

Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi.

Le alcanzo un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión. Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera más rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable”

Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!! Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, “Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado”.

Rodrigo bromeando le dijo: “No, preferiría un refresco” Willy sonrío y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja”. Casi tartamudeando  Rodrigo le dijo: “Tomaré la Cola dietética”

Pasándole su bebida, Willy le dijo, “Si desea usted algo para leer, tengo PRESENCIA, el Reforma, Esto, Novedades y Selecciones…” Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”

Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenía el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él. Luego le avisó cual sería la mejor ruta a su destino a esta  hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con  él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones. …

hqdefault

“Dime Willy, -le preguntó asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?”  Willy sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gasté la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuché en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal. El acababa de escribir un libro llamado ” Dyer decía que si tú te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan,  las águilas se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Miré alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios.

Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”.

“Se nota que los cambios te han pagado”, le dijo Rodrigo. “Si, seguro que sí”, le dijo Willy. “Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.  Posiblemente haya contado esta historia a más de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.

Willy el taxista, tomo una diferente alternativa:  El decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.  No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor publico,”político”, ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?

Recuerda: ES TÚ DECISIÓN Y CADA VEZ TIENES MENOS TIEMPO PARA TOMARLA

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, Un servidor publico,”político”, ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?

aguil_f4f361e4d38879451f7edb34a135e256

 

ABUNDANCIA II

Seguimos con el significado arquetípico de la abundancia. En el anterior artículo hablamos de abundancia en su aspecto nutritivo, del arquetipo materno. Pero la abundancia también está muy relacionada con los valores, tanto a nivel general y particular (pues no hay verdades absolutas).

Los valores pueden ser definidos como aquello que más valoramos, admiramos, amamos, deseamos… a cualquier nivel. Los representa Venus, diosa del amor, la economía y el placer.

Para el inconsciente no existen niveles, como hemos repetido en distintas ocasiones. Del nivel más denso (dinero, joyas, oro) al más sutil, (amor) pasando por el emocional (felicidad, ética, paz) lo que amamos es lo que deseamos. Por lo tanto, tenemos exactamente la misma actitud en referencia a todo lo que consideramos “valioso” y creamos en razón a ello.

Estar conectado solamente significa ser consciente de formar parte del todo. Recibir “información”, que es lo mismo que reconocer, de alguna forma, ése todo,. Tener feed-back de fuera tanto a nivel emocional como simbólico, es decir, resonar como uno con lo que hay fuera. Eso significa no agredir y por lo tanto, no necesitar defenderse. Como en el aikido, y en algunas meditaciones, como la vipassana, se trata de “dejar pasar” de otra forma, perdonar, es decir, reconocer que no hay nada que perdonar. Lla única curación, el verdadero olvido, la no involucración en la energía. La forma en que cura la Bio-T.M.R., por ejemplo.

En todos los casos, y, salvando lo anteriormente expuesto, nos relacionamos con lo financiero de la misma forma que nos relacionamos con el amor, y, todo depende a su vez, de nuestros “valores” internos.

Hay mucha gente rica que vive en la escasez (por ejemplo, dando más importancia a deslumbrar o defenderse de otros que en hacer lo que realmente disfruta). También hay muchas parejas cuyo sostén en la relación no tiene tanto que ver con el amor y sí con una serie de compromisos adquiridos, sean materiales, financieros, sociales o emocionales (miedo a la soledad por ejemplo). También hay quien se siente culpable disfrutando y ha creado la creencia/programa de que se puede disfrutar verdaderamente (no razonablemente) de algo “malo”.

Con todo ello quiero decir, que tener algo no es lo mismo que algo le posea a uno, o le condicione la vida.

Hay que rescatar los valores de sabiduría, simplemente, porque son los únicos que nos garantizan nuestra felicidad, ya que no tiene sentido ser felices sin emociones, y las emociones hacia nosotros mismos las compartimos todos. Todo ser sintiente desea su propia felicidad, como dice el Dalay Lama. Aquellos que no sienten, por deducción, no están vivos. Descartes no tenía razón, los animales también existen. Quien tiene una mascota lo sabe bien. No es “pienso”, sino “siento”, luego existo. Y nos están bloqueando las emociones con el stress y el miedo, las dos mejores armas para desconectarse de la parte emocional.

Como todos nuestros problemas tienen una fuente interna (la única parte del universo que realmente podemos y debemos intentar modificar) tenemos la posibilidad de crear otra realidad, sea la que sea que necesitemos, con tan sólo clarificar nuestros “valores” y poniéndonos en sintonía con ellos. Estos valores, para ser felices “resuenan en nuestro corazón”, reconocemos que los compartimos con todos los seres emocionales del universo. Es volver a casa. Cualquier pecado se convierte en error, como en la Biblia, cuya correcta traducción es error, no pecado.

Es cuando intentamos limpiar de prejuicios/programas, cuando vienen las resistencias del ego que se resiste a “morir”. Todos tenemos resistencias, sólo que algunos están más dispuestos a renunciar a ellas que otros.

Para vencer las resistencias es fundamental sentir y comprender a algún nivel que el ego nunca fue ni es realmente nada, tan sólo una idea mental (heredada, para hacerla aún más insustancial) y como tal, modificable con sólo cambiar la perspectiva, es decir, las metas que queremos conseguir. La meta es la intención, y la intención lo cambia todo. Lo básico es determinar ¿qué deseas?

Nuestra intención está profundamente influida por los valores, ya que son ellos los que nos movilizan emocionalmente. Lo realmente importante es limpiar de programas, de falsas creencias, de influencias dolorosas parásitas, todo lo relacionado con lo que más estimamos en nuestra vida. Así, el inconsciente y el consciente se hacen uno y las metas, clarificadas, llegan a nosotros más rápidas y de forma más eficaz.

Debemos aclarar qué es para nosotros la felicidad, primero y principal, pues pocos llegan a este punto, el cual tiene que ver con “sentir”, simple y llanamente, ¿Qué escenario nos haría sentir mejor sin sentir que falta a algo? y, seguidamente, poner nuestra intención en conseguirlo. En la medida en que podamos, poco a poco, pero, sin olvidar la meta.

Para movilizar las energías arquetípicas de la creación debemos “sentir lo que deseamos, como si lo tuviéramos, y después “escribirlo o describirlo verbalmente” o al revés, según la sensación. A veces, ajustarlo, depende. Si sientes lo que deseas y lo explicas verbalmente, repetidamente, lo obtendrás. Padre y Madre arquetípicos sólo pueden crear, por amor. Por eso tratan de coartarnos la parte emocional, la más fácil de manipular por miedo o stress. Es decir, sólo creamos cuando nos emocionamos. Sólo en el caso de que tu emoción sea sincera, es decir, limpia de creencias limitantes heredadas por programas.

Que no pase por tu lado la oportunidad de ser feliz y no la aproveches. O, lo que es lo mismo, sin los “no”, que no tienen significado para el inconsciente, ya que pone la atención en la frase, y la atención ya da la vida.

Luchar contra nuestro ser, alma o inconsciente, es una guerra perdida porque no es la razón (es decir, el ego, el parloteo mental, el que nos roba la paz mental sin darnos cuenta) por mucho que nos hayan hecho creer que es así, la que guía nuestra vida, sino algo más allá, que acaba teniendo razón, con el tiempo. Y eso, en el fondo, lo sabemos todos.

En estos tiempos que corren hay una crisis económica que, realmente, por todo lo expuesto ya, es una crisis de autenticidad, de lo que deseamos y valoramos profundamente. Buscar el propio beneficio individual en cada uno nos llevará al desastre. Es hora de compartir el éxito, o no se podrá disfrutar nada.

Todos los valores (a todos los niveles, como ya dijimos) están en crisis desde que comenzó a influir de manera notoria la nueva energía, llamada de 2012: economía, amor, ética, felicidad, paz… como en un efecto dominó parece que unos aniquilan a los otros al caer cada vez más. Pero, es que, realmente son lo mismo.

Nos hemos dejado llevar por la idea de que la vida es artificial, competitiva, cruel, manipuladora… se nos mostrará tan oscura como necesitemos para comprender que lo de fuera somos nosotros mismos. Nos cuesta aceptar que la vida puede ser algo mucho mejor de lo que hemos vivido, según memorias genéticas, junto a nuestros semejantes. El bien común es el propio. Más simple, más feliz. Sin ningún tipo de censura se puede compartir lo mejor, porque todos contribuimos a ella. Los valores mueven la emoción, nos hace resonar en la misma frecuencia. Conseguimos “poder”, el mismo que nos están robando.

Hay quien hace de sombra y cumple con la misión de aparentar ser el obstáculo que nos impide ser felices. Pero, la sombra, es decir, los programas, los llevamos dentro y son sólo falta de consciencia, es decir, falta de LUZ, de brillo, de “Padre”.

Actúa en consecuencia de lo que sabes y sientes que es justo y encontraremos juntos la PAZ.

vía ABUNDANCIA II | BIOTMR.

Resistencia al dinero

¿Tienes resistencia al dinero, al éxito, a los bienes materiales?

La forma de llegar a tu inconsciente es mediante tu cuerpo no mediante la mente o los pensamientos.

Puedes repetir ante el espejo miles de afirmaciones positivas cada día. Puedes visualizar tu deseo miles de veces cada día.

Pero nunca llegarás al inconsciente.

Él tiene su propio código que se te revela mediante señales corporales. Estas señales las localizarás en el estómago. Concéntrate en él. Verás como cada vez que intentas visualizar o cambiar tu patrón de pensamientos en por ejemplo, conseguir una casa más grande, o más dinero o un ascenso sientes cierta punzada en la boca del estómago o debajo del ombligo, dura menos de un segundo, por eso debes estar atento, inmediatamente después de esa punzada notarás sentimientos suaves pero muy claros como de vergüenza, o de culpa, o quizá no sientas ninguna emoción, como si el esfuerzo no sirviera para nada y tu cuerpo se hubiera anestesiado ante la esperanza de un futuro mejor.

¿Sabes por qué ocurre eso?

Porque en tu infancia y adolescencia la persona adulta encargada de llevar el dinero a casa o de administrarlo, limitó tu acceso a él de las siguientes maneras (elige la que o las que más se aproximen a lo que tu viviste):

Los juguetes se compraban cuando el adulto decidía no cuando tú querías.

Por mucho que imploraras o lloraras, pocas veces o nunca te salías con la tuya.

La personalidad de ese adulto era autoritaria, exigente, voluble y tú no quisiste identificarte con su personalidad y de manera inconsciente decidiste que no necesitabas ninguno de los bienes materiales que él o ella te proporcionaba, de esa manera, inconscientemente te alejabas de ese adulto que te limitaba y sufrías menos ante sus cambios de humor o exigencias y así encontraste una manera de sentirte libre, pero sin darte cuenta forjaste la idea inconsciente de que no necesitabas bienes materiales o que estos no eran importantes para ser feliz en la vida.

El adulto era tacaño o excesivamente ahorrador.

El adulto no confiaba en la vida ni en las personas, todos los que no fueran familiares eran malos o por lo menos dignos de desconfianza hasta que demostraran lo contrario.

El adulto te negaba el placer, por ejemplo poniéndote dificultades a la hora de salir con tus amigos, acudir a fiestas, celebraciones, cumpleaños, etc.

Una vez que hayas identificado la causa o causas posibles de tu resistencia a los bienes materiales, empieza a practicar. Cada vez que visualices tu deseo, conecta con tu estómago, cuando sientas la punzada y los sentimientos que llegan, repite:

“Eso no es mío, eso no soy yo. Creé ese pensamiento inconsciente para sobrevivir en mi infancia al comportamiento hostil de aquel adulto”

Ya está, es así de fácil. Sólo con hacer eso ya estarás limpiando ese pensamiento limitante. Luego continua todo el tiempo que necesites, semanas o meses. Es como ir al gimnasio, sólo que en vez de entrenar los músculos estarás entrenando las emociones. Continua hasta que dejes de sentir la punzada y los sentimientos negativos que arrastra.

Y entonces ocurrirá el milagro. El instante sublime en el que sentirás tu verdadero yo. La esencia divina de lo que en realidad eres, y todos tus deseos se materializarán a la velocidad de la luz.

Un abrazo,

Ruth Carrillo

 

vía Resistencia al dinero – RECONCILIACIÓN CUÁNTICA.

Neville Goddard . El Metodo.

EL MÉTODO por Neville Goddard, extraído de una de sus conferencias.

Sin embargo, esta simple fórmula para cambiar el futuro, la cual fue descubierta por los ancianos maestros y dada a nosotros en la Biblia, puede ser probada por todos.
El primer paso en cambiar el futuro es el Deseo, eso es, definir tu objetivo, saber definitivamente qué deseas.
Segundo: construir un evento que creas que podrías encontrar SIGUIENDO el cumplimiento de tu deseo, un evento que implique el cumplimiento de tu deseo, algo que tendrá la acción predominante del mismo.
El tercer paso es inmovilizar el cuerpo físico e inducir un estado similar al de dormir. Entonces mentalmente sentirse justo en la acción propuesta, imagina mientras tanto que estás realmente haciendo la acción AQUÍ Y AHORA. Debes participar en la acción imaginaria, no meramente apartarte y mirar, sino SENTIR que estás realmente haciendo la acción, tal que la sensación imaginaria sea real para ti.
Es importante siempre recordar que la acción propuesta debe ser una que SIGA el cumplimiento de tu deseo, una que implique satisfacción. Por ejemplo, supón que deseas una promoción en la oficina. Entonces ser felicitado sería un evento que encontrarías siguiendo el cumplimiento de tu deseo.
Habiendo elegido esta acción como la que experimentarás en la imaginación para implicar una promoción en la oficina, inmoviliza tu cuerpo físico e induce un estado cercano al sueño, un estado somnoliento, pero uno en el cual aún eres capaz de controlar la dirección de tus pensamientos, un estado en el cual estás atento sin esfuerzo. Entonces visualiza a un amigo parado delante tuyo. Pon tu mano imaginaria en la suya. Siéntela sólida y real, y sigue una conversación imaginaria con él en armonía con el SENTIMIENTO DE HABER SIDO PROMOVIDO.
No te visualizas distante en un punto del espacio ni distante en un punto del tiempo siendo felicitado por tu buena suerte. Más bien, HACES que el lugar sea AQUÍ y el futuro AHORA. La diferencia entre SENTIRTE en acción, aquí y ahora, y visualizarte en acción, como si estuvieras en una pantalla de cine, es la diferencia entre el éxito y el fracaso.
La diferencia será apreciada si ahora te visualizas a ti mismo subiendo una escalera. Entonces, con los ojos cerrados imagina una escalera justo delante tuyo y SIÉNTETE REALMENTE SUBIÉNDOLA.
La experiencia me ha enseñado a restringir la acción imaginaria que implica la satisfacción del deseo, a condensar la idea en un solo acto y recrearlo una y otra vez hasta alcanzar la sensación de realidad. De otra manera, tu atención vagará hacia un camino asociado y una gran cantidad de imágenes asociadas serán presentadas a tu atención, y en unos pocos segundos te llevarán cientos de millas lejos de tu objetivo en el punto del espacio y años lejos en el punto del tiempo.
Si decides subir un tramo particular de escaleras, porque ese es el evento probable que sigue el cumplimiento de tu deseo, entonces debes restringir la acción a subir ese tramo particular de escaleras. Si tu atención se desvía, tráela de regreso a la tarea de subir ese tramo de escaleras y sigue haciéndolo hasta que la acción imaginaria tenga toda la solidez y particularidad de la realidad.
La idea debe ser mantenida en la mente sin un esfuerzo sensible de tu parte. Debes, con el mínimo de esfuerzo permear la mente con el sentimiento del deseo cumplido.
El adormilamiento facilita el cambio porque favorece la atención sin esfuerzo, pero no debe ser empujado al estado de sueño en el cual ya no eres capaz de controlar los movimientos de tu atención. Sino un grado moderado de adormilamiento en el cual aún eres capaz de dirigir tus pensamientos.
Una manera muy efectiva de encarnar un deseo es asumir el sentimiento del deseo cumplido y entonces, en un estado somnoliento y relajado, repetir una y otra vez como una canción de cuna, cualquier frase corta que implique la satisfacción de tu deseo, tal como, “Gracias, gracias, gracias” como si lo dirigieras a un poder superior por haberte dado aquello que deseas.
Sé que cuando este curso termine el viernes muchos de ustedes aquí serán capaces de decirme que han cumplido sus objetivos. Hace dos semanas dejé el escenario y fui a la puerta a estrechar la mano de gente de la audiencia. Estoy seguro al decir que al menos 35 personas de una clase de 135 me dijeron que lo que deseaban cuando se unieron a la clase ya lo tenían realizado. Esto ocurrió hace solo dos semanas. No hice nada para que pasara excepto darles esta técnica de oración. No necesitas hacer nada para que ocurra excepto aplicar esta técnica de oración.
Con tus ojos cerrados y tu cuerpo físico inmovilizado induce un estado similar al del sueño y entra en la acción como si fueras un actor haciendo la parte. Experimenta en imaginación lo que experimentarías en persona si estuvieras en posesión de tu objetivo. Haz que ese otro lugar sea AQUÍ y que entonces sea AHORA. Y tu yo mayor, usando un enfoque mayor utilizará todos los medios y los llamará buenos, lo que tiende hacia la producción de aquello que has asumido.
Estás aliviado (eres libre) de toda responsabilidad de hacerlo así, porque cuando imaginas y sientes que es así, tu yo dimensionalmente mayor determina los medios. No pienses ni por un momento que alguien va a ser dañado para que ocurra, o que alguien va a ser decepcionado. No te corresponde, no es asunto tuyo. Debo conducir esto a casa. Muchos de nosotros, educados por distintas enseñanzas, estamos tan (demasiado) preocupados por el otro.
Preguntan, ‘¿Si obtengo lo que deseo no implicará daño para otro?’ Hay maneras que tú desconoces, así que no te preocupes.
Cierra tus ojos ahora porque vamos a estar en silencio por un largo rato. Pronto estarás tan perdido en contemplación, sintiendo que eres lo que deseas ser, que estarás totalmente inconsciente del hecho de que estás en este cuarto con otros.
Recibirás un shock cuando abras tus ojos y descubras que estamos aquí. Debería ser un shock cuando abras tus ojos y descubras que no eres en realidad aquello que hace un momento sentías que eras, o sentías que poseías. Ahora iremos a lo profundo.
No necesito recordarte que ahora eres aquello que has asumido que eres. No lo discutas con nadie, ni contigo mismo. No puedes pensar en el CÓMO, cuando sabes que ya ERES.
Tu razonamiento tridimensional, que es un razonamiento muy limitado en efecto no debería ser traído a este drama. No sabe. Lo que sentiste como verdadero es verdadero.
No permitas que ningún hombre te diga que no deberías tenerlo. Lo que sientes que tienes, lo tendrás. Y te prometo esto, después que hayas realizado tu objetivo, como reflejo tendrás que admitir que esta mente razonadora tuya nunca podría haber organizado el camino o la manera [para que se cumpliera el deseo].
Eres y tienes aquello en este mismo momento en que te lo apropiaste. No lo discutas. No mires a alguien buscando aliento porque la cosa podría no venir. Tiene que venir. Sigue con los negocios de tu Padre haciendo todo lo que haces normalmente y permite que estas cosas ocurran en tu mundo.
Neville Goddard

vía Neville Goddard – www.ReconciliacionCuantica.com.

Neville Goddard

Neville Goddard (1905-1972).

Neville pronunció frases tan reveladoras como estas:

“Sé que mi tiempo es corto –

terminé el trabajo que vine a hacer y ahora estoy listo para

partir. Sé que no volveré a este mundo tridimensional nuevamente,

pero he cumplido mi promesa. Con relación de hacia donde voy, los

conoceré allá tal como los he conocido aquí, porque todos somos

hermanos en el infinito amor mutuo.”

“Pasan por una puerta – eso es todo lo que es la

muerte – y siguen allí con los mismos problemas que tienen aquí, sin

perder su identidad, sin ser viejos, o ciegos, o impedidos, si es

que han estado así cuando se han ido – allí son jóvenes.”

“Aprendan a usar el poder de la imaginación,

con amor y en beneficio de los demás, pues el hombre está moviéndose

en un mundo donde todo está sujeto al poder de la imaginación.”

“Pueden usar el poder de la

imaginación para hacer fortuna, para conocer el mundo, y para todas

las cosas que deseen…”

vía Neville Goddard – www.ReconciliacionCuantica.com.