Archivo por meses: junio 2015

La Palabra es Acción.

 

Todos los textos sagrados hablan del poder de la palabra como poder de manifestación. Y la manifestación es la base creadora de la realidad que vivimos. En base a nuestras palabras exteriores, las que damos, y las interiores, las que pensamos, vamos creando nuestro estar en nuestras vidas. Vamos creando nuestra realidad. Hasta tal punto que todas las culturas conocen y ponen énfasis en la Bendición y la maldición. Entendiendo que “Dicion viene de Dicción = pronunciar palabras”, sabemos de la importancia que desde tiempos antiguos tenia lo que pronunciábamos y pensábamos.

Es un hecho bien conocido en todas las culturas anteriores, hasta la época de nuestros padres que la palabra tenia el valor del compromiso, no se necesitaba firmar papel alguno y la palabra era suficiente para atestiguar cualquier contrato o compromiso. Mas en estos tiempos, y mas concretamente en esta generación la palabra ha perdido todo valor. Es verdad que ha sido con la instauración de la democracia capitalista cuando la palabra se ha degenerado y ha perdido todo valor contractual, porque los gobernantes han prometido hasta lo imposible a fin de conseguir los votos y los apoyos necesarios para sus elecciones y sus permanencias. Después los medios de comunicación, en especial cine y televisión, verdaderos responsables de nuestra educación subconsciente, nos han enseñado el modelo Hollywoodense del “toma el dinero y corre” donde lo importante siempre era ganar aun faltando a tu palabra. Se promociona el listo por encima del honorable dándole la vuelta a las creencias interiores de una moral natural que venia desde la raíz de los tiempos humanos.

Hoy en dia podemos clasificar a las personas en base a su palabra, a lo que dicen, a lo que piensan y sobre todo a como interpretan las palabras de otros. De hecho los antiguos sabios orientales se referían a las palabras como Alimentación. Y sentenciaban los sabios del milenario I Ching chino: “ Quieres conocer a un hombre, fíjate bien con que se alimenta y como alimenta a los suyos” Hablando de que este alimento eran las palabras que se daba y que compartía.

virgula

Hoy en dia, en la era del egoísmo, nuestra palabra es maleable, solo para el momento. Si hoy prometemos, mañana no cumplimos porque nuestras palabras interiores nos convencen de que hacemos lo correcto desdiciéndonos. Mentimos, insultamos, criticamos y todo eso nos define como indignos. Interpretamos a los demás desde el punto de vista de la incredulidad y la sospecha. Y usamos la violencia verbal tan cotidianamente que hemos convertido nuestros espacios en lugares de maldición. ¿Que sembramos para el futuro?

Esta reflexión me lleva a las palabras de la Biblia: “PROVERBIOS 18:20-21

20 Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios.

21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.”

¿ Porque nos cuesta tanto bendecir?  Nos molesta tanto la contaminación y la suciedad en lo externo y no nos preocupamos de la basura que pensamos y pronunciamos, por eso el mundo se contamina como efecto externo de la causa interna.  Vemos los vertidos tóxicos, las cunetas llenas de basura, los bosques arrasados, los grandes animales extinguiéndose, los mares saqueados, islas de basura flotando en el pacifico del tamaño de Australia y seguimos pensando que es cosa de otros, que nosotros no tenemos responsabilidad, y no es mas que un reflejo de nuestro interior, de la perdida y el mal uso de la palabra interior. Llenando el mundo de maldiciones se siembra la violencia que cosecha tempestades. Se consciente y responsabilízate. El Poder es tuyo. Transforma tu ser y transformaras tu estar. Comprométete, que tu palabra valga oro y que de ti solo se vierta bendición sobre este mundo necesitado de medicina. Llena tu paisaje interior de bendición y sana tus derrames toxicos y tus bosques esquilmados. El Poder es tuyo. Y puedes transformarlo.

Yo te Bendigo y el Universo te Bendice en tu intento.

Que esta claridad sane tu vida.

Toni Maya

26/06/2015

pensad